Daniel Craig protagoniza la película "Glass Onion".
Daniel Craig protagoniza la película "Glass Onion". (Suministrada)

En un momento clave de “Glass Onion: A Knives Out Mistery”, producción de Netflix que estrena esta semana en cines antes de hacer su debut en la plataforma digital el próximo diciembre 23, el detective que vuelve a interpretar Daniel Craig expresa lo mucho que detesta el juego de Clue. Esto resulta curioso considerando que el segundo misterio escrito y dirigido por Rian Johnson (”The Brothers Bloom”, “Star Wars: The Last Jedi”) que cuenta con Benoit Blanc (Craig) como su figura central tiene más elementos en común con “Clue The Movie”, la película que trató de llevar al juego de mesa a la pantalla grande, que con la primera “Knives Out”. Específicamente la fusión de las convenciones de un misterio con el ritmo y el tono frenético de una comedia de enredos de la era dorada de Hollywood.

Lo único que Johnson preserva del filme original es su concepto más básico. La trama gira alrededor de una asesinato inesperado que tiene a múltiples sospechosos, que en esta ocasión son interpretados por Kate Hudson, Edward Norton, Dave Bautista, Leslie Odom Jr, Kathryn Hawn, Janelle Monáe, Jessica Henwick y Madeline Cline. Además de tener un trasfondo completamente diferente, la trama sucede durante un fin de semana en una lujosa mansión en Grecia, la estructura de este guion es mucho más compleja con más de un viraje sorpresa que logra sostener la tensión de la trama casi hasta el último encuadre.

Más que en el primer filme Johnson se las ingenia para tener una trama compleja y enredada que de forma simultánea permite el que cada uno de los sospechosos puedan trascender el arquetipo particular que representan. El detonante de la historia es una reunión de un grupo de amigos de universidad. La primera sección del guion establece que el personaje de Miles Bron (Norton), un hombre de negocios que ha hecho su fortuna millonaria con tecnología nueva, adora los misterios y que ha retenido a este grupo de amigos costeando muchos de sus intereses profesionales y ambiciones personales. Eso significa que todos le deben algo y todos lo resienten. La combinación perfecta para que el detective Blanc no pueda resolver, que llega a la reunión privada como invitado especial, el misterio central con facilidad.

Del resto de la trama lo único que se puede decir es que hay más de un asesinato y que nadie es lo que aparenta. Lo otro que se debe resaltar es lo mucho que se divierte el elenco principal con los enredos de la trama y los arquetipos que le han asignado. Aunque Hudson, como una ex modelo de inteligencia limitada, Hawn, como una senadora que lucha todos los días con su compás moral, Craig y Norton se destacan por acentuar el ritmo cómico que Johnson utiliza en esta ocasión, la figura más destacada de este talentoso elenco es Janelle Monáe. La actriz está simplemente espectacular como la única integrante del grupo que se atreve a desafiar las dinámicas de poder creadas por el dinero de su anfitrión. El próximo misterio de “Knives” definitivamente debe unir a este personaje con el que interpretó Ana de Armas en el primer filme.

En este tipo de filme, una vez se sabe la identidad del asesino, la tensión se desinfla por completo. En “Glass Onion”, Rian Johnson se encarga de hacer lo contrario con un clímax espectacular que logra que esta película sea mucho más ágil y divertida que la producción original.

💬Ver comentarios