Sansa Stark, interpretada por la actriz Sophie Turner, ha tenido una de las evoluciones emocionales más significativas de la serie. (HBO) (semisquare-x3)
Sansa Stark, interpretada por la actriz Sophie Turner, ha tenido una de las evoluciones emocionales más significativas de la serie. (HBO)

Vivir en Westeros realmente puede cambiar a una persona. Aquellos que sobrevivieron las primeras siete temporadas de “Game of Thrones”  han visto a sus padres, hijos y mascotas ser apuñalados, destripados y decapitados, quemados o congelados. A continuación una mirada al retorcido recorrido de algunos personajes que han logrado llegar desde el estreno de la serie de HBO en 2011 hasta su inminente final en la octava temporada que estrenará mañana.  

Jon Snow 

 Jon Snow (Kit Harington) está a punto de conocer una verdad trascendental sobre su origen. Un bastardo traído a la noble familia Stark, Jon fue enviado a servir en la gran muralla que protege el norte, junto con delincuentes y otros hijos bastardos. Ascendió a comandante y apeló a rivales para luchar contra los “White Walkers”. Murió al final de la quinta temporada pero volvió a la vida por un sacerdote. Los lords de la región se unieron para declararlo rey del norte, pero él salió en busca de aliados para la inminente guerra contra los “White Walker” y encontró a una compañera, y amante, en Daenerys Targaryen.

Sansa Stark

Mientras Arya acogía la muerte y la lucha, su hermana Sansa (Sophie Turner) solo quería la vida de tiaras. Su inocencia y optimismo inicial y su subsiguiente persistencia mientras atravesaba humillaciones y violaciones, la han hecho una de las grandes sobrevivientes. Aceptó con ilusión su compromiso con el príncipe Joffrey en la primera temporada solo para descubrir que era un monstruo. Su mascota, la loba Lady, fue ejecutada. La  obligaron a casarse con Tyrion Lannister y luego con el sádico Ramsay Bolton, quien la violó en su noche de bodas. En esta  temporada al fin está en una posición de poder, a cargo de la casa de su familia, en Winterfell. 

Arya Stark

 De princesita a asesina,  pocos han tenido una transformación como Arya (Maisie Williams). Creció  obligada a hacer bordados mientras soñaba con espadas. Pero hay que tener cuidado con lo que uno desea. Arya atestiguó la decapitación de su padre en la primera temporada y la masacre de su hermano y de su madre en “The Red Wedding”  en la tercera. Esto le dio una gran sed de venganza. En la quinta  pasó por un entrenamiento para asesinos que puso a prueba su dignidad:  soportó golpes, ceguera y mendigó  para poder subsistir. Con el tiempo comenzó a eliminar a los enemigos de su familia y es difícil saber si parará.

Daenerys Targaryen 

 Los televidentes pueden decir cuán lejos Daenerys (Emilia Clarke)ha llegado por el número de títulos que amasa: “Daenerys Stormborn”, “The Unburnt”, “Breaker of chains”, “Mother of Dragons”, entre otros. Cuando la serie comenzó, era tratada como mercancía, como una princesa en el exilio vendida en matrimonio por su hermano a un bárbaro. Ahora es venerada, temida o admirada prácticamente por todos. Hizo volver a los dragones de la extinción, conquistó reinos, liberó a miles de esclavos y está al borde de restaurar la dinastía de su familia, pero primero debe luchar junto a Jon Snow y explorar su posible destino compartido.

Bran Stark

Empezó como un niño apenas capaz de usar arco y espada y ahora es un vidente conocido como el “Three Eyed Raven”,  con una sabiduría milenaria y un secreto sobre Jon Snow que redefinirá a su familia y, posiblemente, a Westeros. Su apariencia atravesó un cambio igual de dramático. El actor Isaac Hempstead, ahora de 19 años, tenía apenas 11 cuando rodó la primera temporada y se dio un estirón que lo dejó casi irreconocible en pocos años.

Jaime Lannister

Jamie Lannister (Nikolaj Coster-Waldau) se convirtió en una leyenda al asesinar a un rey, fue también guardia real de su hermana, la reina Cersei, y padre secreto de los tres hijos de esta. En un lapso como prisionero, le cortaron la mano derecha y se volvió incapaz de usar una espada. Ahora ha desafiado a su hermana al unirse a su enemigo Jon Snow en la lucha contra los “white walkers”.

Cersei Lannister

 Cersei (Lena Headey) era reina cuando comenzó la serie y aún lo es. La mayoría de sus pruebas han sido internas. Sus tres hijos murieron, y su famosa melena rubia ha dado paso a un corte que evoca madurez. Al comenzar esta temporada, se ha negado a enviar sus tropas para la lucha en el norte con la esperanza de que sus posibles rivales se destruyan entre ellos si ella se mantiene al margen.

Tyrion Lannister

Tyrion Lannister (Peter Dinklage) al principio era un alcohólico chistoso que pasaba su  tiempo en prostíbulos. Ahora, aún alcohólico, asesora a la potencial reina Daenerys. Tyrion fue leal a su familia que lo despreciaba hasta que se cansó, mató a su padre, huyó y encontró otra vida junto a la máxima amenaza para la familia que dejó.



💬Ver 0 comentarios