"Cancelled" es la historia de María Albiñana y Luke Eve, obligados a cancelar su boda por el coronavirus y a confinarse junto a la madre de él. (EFE)

La experiencia de una actriz española y un director de cine australiano, obligados a cancelar su boda por el coronavirus y a confinarse junto a la madre de él en una ciudad en la que ninguno de los tres reside, Valencia, alumbró "Cancelled", una serie grabada con un móvil y financiada por Screen Australia.

Compuesta por diez capítulos de unos 9 minutos cada uno, de los que ya se estrenaron los dos primeros en Facebook con miles de visualizaciones, la serie "no va solo de cancelar una boda: va de cancelar una vida, unos planes, y eso lo hemos pasado todos, por lo que mucha gente se ve identificada", explica la actriz María Albiñana.

Justo hace 2 meses tuve que #cancelar mi #boda con @luke_eve ? Hoy (y todos los miércoles) lanzamos el primer capítulo...

Publicado por Maria Albiñana en Martes, 12 de mayo de 2020

María y su novio, Luke Eve, volaron desde Los Ángeles, donde viven, a Valencia, en el este de España, para casarse el 15 de marzo, pero la pandemia les obligó a cancelar la boda a última hora y a quedarse confinados junto a la madre de él, Karen, que había llegado desde Australia para asistir a un enlace matrimonial con 150 invitados.

Un proyecto surgido entre risas

La actriz rememora que, tras el "choque inicial", un día Luke pensó que esta situación "tan rara daría para una serie" y lo comentó "entre risas" a Screen Australia -el organismo público de ese país que financia producciones de cine y televisión-, con el que estaba en contacto por un proyecto anterior. Y la idea les encantó.

Creada, rodada y estrenada durante el confinamiento, esta "comedia con tintes dramáticos" en la que los tres no solo fueron los protagonistas, sino que tuvieron que "hacerlo todo" les llevó muchas horas cada día, explica la actriz, que es también bailarina y periodista.\

Además, la editora que la monta es australiana pero está radicada en Los Ángeles; del sonido y la música se encargan en Sídney, y el diseño gráfico lo llevan en Argentina, "cada uno en un huso horario", lo que supuso que la postproducción tuviera horarios intempestivos.

"Todos hemos pasado situaciones anómalas" en esta pandemia que "nadie imaginaba" que podía ocurrir, "pero es que a la nuestra se unían cosas muy peculiares", explica María, empezando por que solo venían a Valencia para casarse y pasar las famosas fiestas de las Fallas de la ciudad, y luego se volvían a Los Ángeles, por lo que trajeron "una maleta sin casi ropa".

Viajes intercontinentales, boda anulada

La madre del novio también había volado desde Australia para pasar unos días en un país que visitaba por primera vez, "y de repente" se quedaron todos aquí.

Anularon la boda el 13 de marzo, justo antes de que se decretara el confinamiento en España, con la presión de que el local donde se casaban no les quería devolver el dinero y de que muchos familiares y amigos venían desde el extranjero.

María admite que al principio, "fue un poco de drama,", pero no tuvieron "más opción" que adaptarse a lo que pasaba y ahora, tras posponer la boda a 2021, están a la espera de poder retomar sus proyectos, como el largometraje que Luke estaba a punto de estrenar.

Asegura que la serie "es muy auténtica" y muestra tal como son los tres, incluida su (casi) suegra, que no había hecho interpretación nunca ni se había colocado detrás de la cámara, pero "lo está haciendo muy bien".

La actriz afirma que todo el mundo les dice que si han pasado esta situación pueden pasarlo todo, aunque en su opinión, la pandemia y el confinamiento "ha sido algo complicado, pero para todos", no solo para las parejas, y una situación que se ha vivido "en cualquier parte del planeta"."Y pensar que no hemos hecho nada para tener esta historia... es que nos ha tocado vivirla", finaliza María, quien concluye entre risas: "Luego hemos hecho algo creativo con ella, pero claro, teniendo un director de cine y una actriz, igual no podía ser de otra forma".


💬Ver 0 comentarios