Parte del elenco de la nueva versión de la novela "RubÍ". (EFE)

Miami - En la historia de las telenovelas hay un antes y un después de "Rubí", la producción que en 2004 lanzó al estrellato a Bárbara Mori y abrió la puerta a protagonistas jóvenes, malvadas y sin escrúpulos. Univision y Televisa aspiran a que su nueva versión, con Camila Sodi, deje una marca similar y no son los únicos.

José Ron, Rodrigo Guirao, Alejandra Espinoza, Kimberly dos Ramos y Ela Velden, los actores que interpretan a las mayores víctimas de Rubí Pérez Ochoa, expresaron a Efe, durante una visita a Miami, que están convencidos de que el proyecto de 2020, que se estrena este martes en Univision, "dejará a muchos con la boca abierta".

Aunque la telenovela originalmente de 115 capítulos pasó a tener 26, el guionista venezolano Leonardo Padrón le agregó varios nuevos como el de Velden, quien interpreta a una periodista identificada solo como Carla, quien hace que Rubí cuente su historia.

"Mi personaje es una periodista joven que lleva todo el hilo de la historia y que permite modernizarla", afirmó Velden, quien reveló que uno de los principales retos que afrontó en la serie fue el lograr la profundidad interpretativa necesaria, en escenas en las que "siempre" está sentada.

"Es un personaje muy diferente a 'El juego de las llaves' (su personaje anterior), que saltaba de un lado para otro", indicó la artista mexicana, quien también forma parte del elenco de la segunda temporada de "Diablero".

Guirao y Ron son los principales hombres que se pelean el amor de Rubí. No los únicos, pues la nueva versión pone a "la devoradora" en relaciones pasajeras con un príncipe, empresarios y profesores universitarios.

Alejandro Ferrer "empieza superbien. Es un arquitecto rico, que viaja por el mundo, con valores muy claros y termina con todo arrasado", indicó el argentino Guirao, quien está ante su personaje más importante desde que se mudó a México hace casi una década.

"Para interpretarlo hice tres audiciones. Fue todo un proceso", indicó el artista de 40 años. "Fue muy demandante por el arco de vida y emocional que sufre", añadió.

José Ron, por el contrario, afirmó que su mayor desafío fue físico. "Fue mucho más difícil que hacer 'Ringo'”, dijo el actor en referencia a la telenovela en la que interpreta a un boxeador.

"Hay mucha acción y escenas de cama, que aunque la gente no cree son a veces las más complicadas", explicó.

El papel de Sonia Aristimuño representa el debut de Alejandra Espinoza en el mundo de la actuación. Con la excepción de una corta aparición en "El Dragón", la serie de Televisa y Netflix, la conductora y modelo mexicana no tenía experiencia actoral, aunque llevaba años preparándose.

"Ella es muy distinta al personaje original de Marlene Favela", aseguró Espinoza. "Es una mujer segura de sí misma y sin apetito para el drama. Se van a sorprender", reveló.

La artista, quien tras convertirse en la primera Nuestra Belleza Latina en 2007 ha hecho una carrera como animadora liderando programas como "La Banda" y "Reina de la canción", afirmó que Sonia le enseñó muchas cosas sobre sí misma.

Kimberly dos Ramos aún no se ha visto sin un pie, que es la realidad de su personaje de Maribel, quien comienza como la mejor amiga de Rubí y novia de Alejandro. La actriz venezolana, quien forma parte de los concursantes de la competencia "Mira Quién Baila" reconoció que va a ser un "shock" verse.

En el primer capítulo, al que ya tuvo acceso Efe, se le ve el muñón al final de la pierna a Maribel, gracias a excelentes efectos especiales. Dos Ramos afirma, sin embargo, que eso no es para ella lo más importante del personaje.

"Yo trabajé con una asesora, que es minusválida como Maribel", señaló la actriz, quien afirma que por el contrario al personaje que hizo originalmente Jacqueline Bracamontes "esta Maribel es una guerrera. Es buena, pero tiene mucha fuerza interna".

Además de los cambios en los personajes para hacerlos multidimensionales y la necesaria modernización de las situaciones, los actores subrayaron que hay una transformación de fondo en "Rubí", que es la tercera entrega de la "Fábrica de sueños", una iniciativa de Televisa y Univision, en la que se tomaron telenovelas icónicas y se transformaron en un híbrido entre melodrama y serie de acción.

Las dos primeras fueron "La Usurpadora", protagonizada por la mexicana Sandra Echeverría y el chileno Andrés Palacio, y "Cuna de Lobos" liderada por la española Paz Vega.

"Se hizo una historia diferente sobre la columna vertebral del guion original y me emociona mucho", dijo Velden.

"Me llena de orgullo saber que para formar parte de algo así ya no hay que pensar en Hollywood", remató.


💬Ver 0 comentarios