Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Quien niegue que vivimos en una sociedad violenta, no vive en este país. La respuesta violenta en la conducta de los adolescentes ha escalado a niveles tan altos que los niños y jóvenes están recurriendo a ella como un mecanismo para comunicar frustración y para ejecutar control.

💬Ver comentarios