Si durante estos días de pandemia has experimentado la reaparición de tu expareja, ¡alerta! (Shutterstock)

En el transcurso de la vida, el ser humano atraviesa diferentes momentos que trastocan su salud mental. El aislamiento físico para evitar la propagación del COVID-19 es uno de ellos. Para muchos, este tiempo de encierro ha traído un torbellino de situaciones con las que han tenido que lidiar solamente utilizando el instinto y el sentido común. Esto incluye, en muchos casos, la reaparición de una expareja.

“Este fenómeno de querer volver a tener comunicación con una expareja en tiempos difíciles se da porque los seres humanos tenemos necesidades sociales y personales que son importantes para nuestra estabilidad emocional y física”, estableció la psicóloga Adriana Padilla Arroyo. “Así que, frecuentar la presencia de un amor pasado en nuestra vida puede ser por la vulnerabilidad emocional que siente esa persona bajo estas circunstancias, aunque cada cual tiene una razón individual por la que quiere hacerlo”, continuó.

Según la psicología social, algunas de las necesidades son: participar de determinado grupo social, realizar actividades sociales, relacionarse con compañeros de trabajo o estudio, compartir con familiares, entre otras. Por otro lado, se encuentran las necesidades personales que incluyen necesidad de afecto, protección, identidad y respeto.

Por estas razones, Padilla dijo que “al estar realizando aislamiento social, muchas veces la gente piensa en aquellas personas o cosas que le brindan alguna relación emocional y/o sentimental satisfactoria. Debemos aclarar que no siempre esta reaparición es saludable, ya que todo va a depender del tipo de relación que hayas tenido con esa persona”.

Por eso, si durante estos días de pandemia has experimentado un “friend request”, un mensaje de texto, una llamada o algún detalle de tu expareja, ¡alerta! Evalúa los beneficios de volver a establecer comunicación o no. Al momento de decidir, piensa en las razones –ya sean positivas o negativas- por las que terminaron.

“Cuán saludable es esa reaparición lo determinarán precisamente las situaciones que ocurrieron durante la relación. En caso de que esto te cree confusión, puedes sentirte en la libertad de consultar con algún profesional de la salud que te sirva de apoyo y ayuda emocional. En ese caso, puedes acudir a un psicólogo, consejero, guía espiritual o la especialidad de tu preferencia. Esto es con el propósito de que –junto a esa voz experta- puedas realizar un análisis de beneficios, consecuencias y emociones que puede traer esa comunicación con tu expareja”, detalló la licenciada.

La reaparición de la expareja en la vida de las personas puede causar diferentes emociones entre las cuales se encuentran felicidad, miedo, culpa y ansiedad. Todo dependerá del tipo de acercamiento que haga esa persona con la que algún día tuviste un romance. Cada situación es individual y única, pero deben considerarse aspectos importantes como por ejemplo: evaluar cómo es su vida actual en comparación con las experiencias pasadas, cómo te sentirías emocionalmente con la presencia de tu ex en tu vida nuevamente, recordar la manera en que has ido superando esa ruptura o separación y por qué esa persona está apareciendo precisamente en este momento.

Si tu ex está tocando la puerta, estos consejos que ofrece Padilla, quien cuenta con cinco años de experiencia, pueden ser de gran utilidad:

1. En caso de que te preguntes cuál es la decisión que debes tomar referente a la comunicación con tu ex, puedes realizar una lista de las cosas positivas y negativas que existían en su relación y analizar si esto te brinda felicidad o emociones negativas. Es importante que seas sincero contigo mismo y no te enfoques únicamente en los momentos bonitos que ocurrieron en la relación, sino, toma en consideración la relación como un todo.

2. Puedes darte la oportunidad de estar triste si así lo sientes, pero estableciendo un tiempo de tristeza. Por ejemplo, puedes decir: “solamente van a ser 20 minutos de tristeza hoy”. Si realizas este ejercicio, te irás sintiendo mejor cada día que pase porque, como dice el dicho “El tiempo es mejor aliado”.

3. Escribe las cosas que te sucedieron durante el día, cómo las resolviste y cómo te sentiste.

4. Busca una red de apoyo positiva.

5. Haz ejercicio físico (que vaya acorde con tu estado de salud).

6. Realiza actividades en el hogar. (Manualidades, limpieza, salir afuera a tomar aire, observa la naturaleza, cocinar)

7. Lee algún libro de tu preferencia, escucha música relajante, desarrolla nuevas destrezas como aprender un nuevo idioma.

8. Piensa en que tienes la capacidad de salir de las situaciones difíciles y que cada día te sentirás mejor.


💬Ver 0 comentarios