Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

(GFR Media)

Hundir las manos en la tierra, embarrarse las manos con ella, dejar que se pegue en los dedos.  Para para un niño cualquiera estas son experiencias comunes, pero para pacientes de  autismo  son acciones muy difíciles de realizar debido a su connotada sensibilidad sensorial.


💬Ver 0 comentarios