Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

La complicidad es tanta que casi se puede tocar. Se percibe en las miradas, los gestos y las sonrisas de las chicas que practican roller derby,    un deporte que al cumplir su primer aniversario en Puerto Rico continúa conquistando a una población femenina entusiasta y plural. 


💬Ver 0 comentarios