En caso de que presentes síntomas, visita a tu médico para las pruebas de detección que serán enviadas a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. (Shutterstock)

El coronavirus que se originó en la ciudad china de Wuhan —el novel patógeno que puede provocar neumonía— se está propagando rápidamente.

La declaración de emergencia sanitaria mundial fue declarada por expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Un hecho que el doctor Guillermo Vázquez, director del Departamento de Microbiología y Zoología de la Escuela de Medicina del Recinto de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico, adelantó hoy en la mañana que se daría muy pronto.

La alerta máxima permite que los gobiernos y las agencias de salud ejecuten medidas preventivas a nivel global y allegar a los países impactados los recursos necesarios para atender la pandemia. Ante tal escenario, el doctor Vázquez aconsejó que la población “tiene que tomar las medidas de higiene de rigor como lavarse las manos frecuentemente, usar pañuelos para cubrirse la nariz y la boca cuando se tose o se estornuda; limpiar y desinfectar las superficies, mantenerse vigilante, vacunarse contra la influenza porque la temporada sigue activa y evitar viajar a China”.

El coronavirus no tiene relación alguna con el de la influenza, indicó el doctor Vázquez, “pero se asemejan en su presentacion inicial con dolor de cabeza, dolor muscular, fiebre y tos. Usualmente, la influenza es menos sintomática, mientras que el coronavirus es como un catarro fuerte”. La falta de aliento, que puede progresar a neumonía, es su complicación más temida.

Vacunarse contra la influenza permite la diferenciación clínica, aparte de que es un servicio de salud, en especial, en los lugares donde hay muchas personas, como es el caso de los refugios tras los terremotos en el suroeste de la isla.

El catedrático enfatizó que ‘’ha sido una condición infecciosa bien rápida con una transmision bastante eficiente entre personas. Posiblemente, hubo casos anteriores a los reportados en diciembre, pero se desconocía la causa, ya que, en pocos días, se reportó un aumento del 30 por ciento, los casos continúan en aumento al igual que las muertes. Por cada persona infectada, hay de 1 a 4 infectados adicionales. Esto es una cantidad razonable’’.

Aunque la mayoría de los casos son en su país de origen, China, otros como Tailandia, Taiwán, Japón y Corea del Sur evidencian más casos, y ya se ha extendido a Estados Unidos, Canadá, Francia, Alemania, Australia, entre otros. Al cierre de esta edición, no hay casos reportados de Puerto Rico y, de acuerdo con el infectólogo, las probabilidades de que llegue son menores.

“Nuestro llamado es a no tener pánico. Hay protocolos que se activan tanto en los aeropuertos, como en los hospitales y las agencias de salud que trabajan activamente para controlar la propagación, pero el ciudadano tiene que tomar el control de su salud. En este momento, lo más importante es vacunarse contra la influenza. Yo no he visto morir a nadie por la vacuna contra la influenza, pero sí he visto morir a muchos como consecuencia de la enfermedad”, expresó el doctor Vázquez, mientras indicó que, aunque en la isla convergen otras enfermedades como el dengue y el chikungunya, en este momento, los casos reportados son bajos.

Por ser un virus novel no existe una vacuna, pero Vázquez informó que ya se está trabajando en su desarrollo —una tarea que tomará tiempo. Igualmente, “se están haciendo estudios sobre cuán susceptible es este virus a agentes antirretrovirales que ya están disponibles, incluyendo los que tratan el virus de inmunodeficiencia humana (VIH)’’.


💬Ver 0 comentarios