(vertical-x1)
Esta enfermedad puede ser contraída por cualquier persona, sean niños o ancianos, además que varía de una persona a otra. (Archivo)

A pesar del desarrollo de un plan de acción para atender la prevalencia de enfermedades crónicas en la isla que tienden a tener larga duración y cuya severidad progresa con el tiempo, la artritis continúa siendo la causa más común de discapacidad entre los puertorriqueños.

Según la Arthritis Foundation, la artritis es una enfermedad que, al diagnosticarse en su fase temprana, puede controlarse y mejorar la calidad de vida del paciente, pero raramente se cura. De ahí la importancia de conocer cuáles son los síntomas que la caracterizan desde temprano, de manera que el paciente se beneficie del tratamiento adecuado.

El reumatólogo y catedrático del Recinto de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico, el Dr. Luis M. Vilá explica que entre los síntomas que caracterizan la enfermedad se encuentran los siguientes: hinchazón, enrojecimiento, dolor a la palpación, pérdida de función y entumecimiento.

“La artritis puede dividirse en dos grandes manifestaciones: la inflamatoria y la mecánica. Básicamente, les diferencia la forma en que se manifiesta la recuperación del entumecimiento durante el día”, dice el doctor Vilá. Por ejemplo, la inflamatoria se caracteriza por una pronta recuperación (alrededor de una hora) al levantarse en la mañana, y que mejora durante el día. Sin embargo, la artritis en la categoría mecánica suele empeorar en cuanto a los síntomas según discurre el día.

Distinguible según la parte del cuerpo afectada

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), hay maneras de distinguir el tipo de artritis que afecta al paciente por el patrón que muestran las articulaciones afectadas. Por ejemplo, la artritis reumatoidea afecta la muñeca y muchas de las articulaciones de la mano pero, por lo general, no afecta las articulaciones que están más próximas a las uñas. Por el contrario, la osteoartritis, un tipo de artritis más común, afecta más a menudo a las articulaciones más próximas a las uñas que otras áreas de la mano.

Esta enfermedad puede ser contraída por cualquier persona, sean niños o ancianos, además que varía de una persona a otra. La enfermedad suele comenzar entre los 25 a 50 años de edad, siendo las mujeres quienes superan a los hombres en una proporción de tres a uno. De igual forma, la enfermedad se presenta en todos los grupos étnicos y en todas partes del mundo.

Insiste en el diagnóstico temprano

Es importante el diagnóstico temprano de cualquier tipo de artritis, pues al atender la enfermedad en sus comienzos se evitan los daños que puede ocasionar, no solo a las articulaciones sino a otros sistemas en el cuerpo.

“Tratar la artritis en sus inicios puede evitar las discapacidades asociadas cuando ya es muy tarde. En Puerto Rico, la artritis es la causa más común de discapacidad”, reitera el Dr. Vilá.


💬Ver 0 comentarios