Las cremosas barras de limón de Samantha Seneviratne con base de galleta de vainilla.
Las cremosas barras de limón de Samantha Seneviratne con base de galleta de vainilla. (MARK WEINBERG)

Por Samantha Seneviratne

Por lo regular, la tarta de limón se hace con limón agrio, también conocido como limón mexicano o criollo. Es una variedad más pequeña y con más semillas que otros limones convencionales y su aromático jugo es más agrio. Combinado con ingredientes como la dulcísima leche condensada, yemas de huevo y una base de galleta, ese jugo garantiza que el resultado sea una tarta excepcional.

Estas barras para postre son las primas de la tarta tradicional, menos delicadas pero igual de irresistibles. Utiliza limones agrios si puedes conseguirlos, pero cualquier otro tipo de limón que compres en la mayoría de las tiendas, como el limón persa o Tahití, también funciona a la perfección. Además, serán mucho más fáciles de exprimir. Necesitarás unos 12 limones mexicanos o unos seis limones sin semilla para exprimir 3/4 de taza de jugo, la cantidad que necesitas para estas barras. Claro que si no tienes mucho tiempo, puedes utilizar jugo de limón embotellado. Solo asegúrate de revisar los ingredientes antes de comprarlo, pues quieres un producto que sea 100 por ciento jugo, sin azúcar añadida.

Para la base, utilizamos galletas de vainilla en vez de las clásicas galletas graham. Puedes utilizar cualquier galleta, pero las de vainilla combinan a la perfección con los tonos florales del jugo de limón. Para dar el toque final, las barras llevan encima crema batida ligeramente endulzada. La crema equilibra la acidez del limón y es menos complicada que el merengue.

Estas barras son muy fáciles de hacer y prácticas para llevar, así que no pueden faltar en tu siguiente pícnic (con sana distancia); no hace falta que cargues platos ni cubiertos. Córtalas antes de salir de casa para poder compartir, pero vacía la crema sin batir y el azúcar glas en un frasco aparte (de ser posible, conserva frías tanto las barras como el frasco). Justo antes de servir, lúcete al máximo cuando agites el frasco para batir la crema; luego, colócala sobre cada barra con una cuchara. Entonces sí, simula estar exhausto y relájate mientras escuchas todos los cumplidos. Parecerá que te los ganaste a pulso.

Receta: Barras de tarta de limón con base de galleta de vainilla (Rinde para 16 porciones)

Tiempo de preparación: 45 minutos, más el tiempo para enfriar

Para la base:

- 1 caja de galletas de vainilla- 2 cucharadas de azúcar granulada

- 8 cucharadas de mantequilla sin sal

Para el relleno:

- 1 ¾ taza de leche condensada

- 5 yemas de huevo grandes

- 3/4 de taza de jugo de limón mexicano o sin semillas

- 1 cucharadita de ralladura de limón

Para decorar:

- 1 taza de crema para batir fría

- 1 cucharada de azúcar glas

Procedimiento:

1. Calienta el horno a 350 grados Celsius. Forra un molde cuadrado de 23 centímetros por lado con papel para hornear; recuerda dejar una saliente de 5 cm en dos lados opuestos. Vacía las galletas de vainilla y el azúcar en un procesador de alimentos y pulveriza hasta que tengas migajas finas. Añade la mantequilla y sigue presionando hasta que formen una masa húmeda uniforme. Transfiere la mezcla al molde preparado y presiónala para formar una capa pareja. Hornea entre 15 y 17 minutos hasta que desprenda una deliciosa fragancia y adquiera un tono más oscuro.

2. Mientras, prepara el relleno: en un tazón mediano, bate la leche condensada, las yemas de huevo, el jugo y la ralladura de limón.

3. Vierte el relleno sobre la base (no hay problema si todavía está tibia) y hornea unos 15 minutos, hasta que se cueza. Transfiere a una rejilla para que se enfríe por completo, luego cubre y refrigera por lo menos cuatro horas.

4. Usa un cuchillo filoso para desprender las orillas. Sujeta por la parte del papel para hornear que sale del molde, levanta con cuidado y transfiere la barra a una tabla para cortar. Justo antes de servir, agita lo más que puedas la crema y el azúcar hasta que se formen picos suaves. Cubre las barras con crema para batir y corta 16 cuadros para servir.

c.2020 The New York Times Company