Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

El dinero recaudado durante el tiempo de emergencia, se le entregará a los 40 empleados que operan el restaurante. (Archivo)
El dinero recaudado durante el tiempo de emergencia, se le entregará a los 40 empleados que operan el restaurante. (Archivo)

Con el pensamiento de que “la calidad y la cortesía empiezan” por la casa, el chef José Santaella anunció la creación de un fondo para ayudar a sus empleados tras el cierre temporero de su restaurante -Santaella- ubicado en La Placita de Santurce

“No es momento de estar haciendo dinero. Es cuestión de quedarse en la casa y aguantar lo más posible por el bien de todos”, dijo el chef mientras invitaba a su clientela y ciudadanía en general a seguir las ordenanzas del gobierno ante la propagación del COVID-19.  

A pesar de la adversidad, Santaella reafirma su compromiso con los empleados que, según él, “son el corazón del restaurante” que se distingue por su lubina asada en leche de coco y limoncillo. Por eso, desde el 18 de marzo, los clientes que accedan a http://shop.santaellapr.com y compren una botella de vino o una tarjeta de regalo estarán aportando el 100 por ciento de la compra a la cuenta benéfica.   

“Cerré el restaurante por conciencia social y bien común”, manifestó este grande de la gastronomía puertorriqueña. “En un principio pensé continuar operando a través de ‘delivery’ o ‘pick up’, pero lo repensé y no quise poner a mis empleados y clientes en riego”, continuó.

El dinero recaudado durante el tiempo de emergencia, se le entregará a los 40 empleados que operan el restaurante que cuenta con una sección de crudos donde puedes disfrutar de platos como los pinchos de atún en especias orientales. De igual manera, los que hayan comprado vinos o tarjetas de regalos, podrán obtenerlos una vez el restaurante restablezca su operación. 

“Sabemos que vendrán muchos fondos para ayudar a las personas que dejaron de trabajar durante este período. Aún así mi socio Christian Toro y yo queremos aportar nuestro grano de arena en la vida de estos muchachos que trabajan con nosotros”, sostuvo. 

Santaella enfatizó en que la mitigación de la pandemia está en manos de todos y que, solo por esta ocasión da la oportunidad de que “compren alimentos congelados y los preparen en sus casas”, dijo en tono jocoso. 

El restaurante permanecerá cerrado hasta nuevo aviso.