Ángel Recci lleva más de 50 años vendiendo dulces en la UPRRP. (Suministrada)

Lo que comenzó como una estrategia para sobrevivir a la pandemia del COVID-19, se convirtió en un nuevo modelo de negocio que ha dado resultados “sorprendentes” a Ángel Recci, mejor conocido como “El Señor de los Dulces de la UPR”.