Ana Agosto cuenta con casi una década en la industria de bodas y eventos.
Ana Agosto cuenta con casi una década en la industria de bodas y eventos. (Suministrada)

Para la coordinadora de bodas y eventos, Ana Agosto, la vida corre de prisa. La atención que le da a cada cliente, unida a su labor como educadora y su faena en casa hacen que su agenda se mantenga llena siempre. Pero eso no le abruma, sino que, por el contrario, es la satisfacción de poder cumplir con todas esas facetas lo que siempre le saca una sonrisa.

Y es que, Agosto vive orgullosa del balance que ha logrado hacer entre sus grandes pasiones, su familia y su trabajo, tanto creando eventos hermosos para sus clientes como ocupándose de que sus colegas se mantengan al día con las tendencias en el campo de la coordinación de eventos. Vive orgullosa de la manera que ha podido construir el panorama familiar junto a su esposo y socio, con quien procreó a un niño y una niña que son su motor.

“Quiero que mis hijos nos vean -y nos digo nos vean porque mi esposo es parte esencial de nuestro negocio, de los dos, es una empresa familiar- que nos vean trabajando fuerte y que ese trabajo da fruto, da resultado, nos vean haciendo sacrificios y que esos sacrificios tienen unas repercusiones positivas, luego de hacerlo, es mi mayor inspiración”, asegura.

Si hay algo que la coordinadora enfatiza es su creencia de que el éxito es algo individual, que se mide de acuerdo a la realidad, las necesidades y las metas de cada persona.

“El éxito para todo el mundo es diferente. La realidad es que el éxito de todos nosotros es tan personal. En el caso mío, por ejemplo, soy muy trabajadora. Soy esposa, soy mamá, soy hija, soy profesora, soy ‘wedding planner’. Hay unos días que son más fuerte, que llego a mi casa a las diez o a las once de la noche, pero hay otros días que estoy full con mi familia. Entonces yo creo que el balance para todo el mundo es diferente y así mismo pasa con el éxito. Hay personas que el éxito para ellos puede ser hacer una sola boda al mes. Hay otras personas que el éxito para ellos hacer cinco bodas. El éxito para mí es poder cumplir con mis múltiples facetas y sentirme plena y sentirme feliz”, asegura.

La coordinadora, educadora y empresaria lleva casi una década en la industria de bodas y eventos. Es egresada de la Universidad de Puerto Rico, donde obtuvo un bachillerato en Psicología Forense y un segundo bachillerato en la concentración de Ley y Sociedad. Luego de sus estudios subgraduados, obtuvo su maestría en Psicología Industrial en la Universidad Carlos Albizu y un doctorado en educación bajo la concentración de Liderazgo de la Universidad Ana G. Méndez.

Con relación a su preparación como coordinadora, Agosto también cuenta con certificaciones como coordinadora y especialista de bodas en Madrid, España, y como “wedding planner” en The Event London School, con sede en Inglaterra. Además, como parte de su empeño en seguir aprendiendo las nuevas tendencias, ha realizado educativos a Francia, Escocia, México y República Dominicana.

Pero todo este conocimiento no lo guarda para ella, pues por sus venas corre la vocación de educadora. Desde el 2018, ha sido profesora en la Universidad del Sagrado Corazón, donde ofrece el curso básico e intermedio de coordinación de bodas y eventos sociales. También instruye a través de sus redes y de su página web anagosto.com.

“Siempre tuve un llamado a la educación. Mi abuela fue maestra, mi mamá es terapeuta ocupacional y desde muy pequeña yo creo que estuvo ese liderazgo presente en mí. Desde los concursos de oratoria, donde yo quería compartir lo que sabía. En el colegio también estuve concursos de poesía y en cuanta competencia había, estaba ahí”, comenta.

Aunque su preparación académica bien hubiese podido llevarla por otros rumbos, Agosto tuvo lo que ella llama “un proceso de reinvención e innovación” ante una crisis económica que hubo en el hogar por una pérdida de empleo y entonces fue cuando decidió emprender en la industria de bodas y eventos.

“Siempre pienso que de las crisis y de las situaciones difíciles que surge esa resiliencia es que salen grandes ideas y claramente con la educación adecuada y el apoyo, pues se pueden lograr grandes cosas”, enfatiza.

Ante un mercado cambiante

Para Agosto, la educación es parte fundamental para quienes, como ella, han hecho de la coordinación de bodas y eventos su profesión.

Su enfoque educativo apunta hacia el cambio que las diversas situaciones que ha vivido Puerto Rico y el mundo entero han transformado la manera en la que las personas aprecian los eventos importantes de su vida como son las bodas y otras actividades familiares.

“Las bodas siempre han sido una actividad especial, pero después de la pandemia se le ha dado a este evento un enfoque más personal. El elemento de la resiliencia luego de la pandemia, temblores, huracanes, ha llevado a darle un sentido más humano a las actividades que se realizan. Más allá de una transacción de negocios, hay que dar ese toque personalizado y especial para que el proceso sea una experiencia memorable, porque ahora lo valoran más”, explica Agosto.

Sus metas

A esta emprendedora también le inspira compartir sus conocimientos e impactar la vida de otros para que puedan crecer y sentirse plenos, al igual que ella.

Entre sus grandes metas se encuentran mostrar el valor de la profesión de coordinador de bodas y eventos y hacerlo ver como una profesión tan seria y accesible como cualquier otra, pues está consciente que algunos la ven como un “hobby”.

Tiene una seriedad increíble porque tenemos en nuestras manos lo que es la responsabilidad de planificar y coordinar uno de los días más especiales en la vida de una persona. Hay unos aspectos legales de responsabilidad, de seguridad, de logística que necesitan y ameritan que este profesional de coordinación de bodas y eventos esté presente para que el mismo pueda ser exitoso”, explica.

Para lograr esa meta, se encarga de crear oportunidades educativas para sus colegas. Además, a través de sus redes se une a la campaña que han comenzado otros grupos a nivel de Latinoamérica a los que pertenece, al igual que en Estados Unidos y Reino Unido, en la que se busca ofrecer una connotación profesional a quien se dedica a la coordinación de bodas y eventos.

Otra gran meta de Agosto es crear una comunidad de coordinadores en la que reine el trabajo colaborativo genuino que fortalezca la industria. Pone como ejemplo el banco de talento con el que cuenta y a quien no duda en pedir ayuda cuando así la necesita ya sea para conseguir algún servicio o para delegar algún trabajo que ella no puede realizar por cuestión de tiempo. Eso es algo que beneficia tanto a quienes llevan tiempo en la industria como quienes comienzan a dar sus primeros pasos en ella.

“Creo que es sumamente importante y es algo que está surgiendo en las generaciones de ahora y que antes no ocurría, porque antes en lugar de colaborar era una parte de competencia. Y, aunque siempre la competencia va a existir, eso no se puede sacar del panorama, sí es importante unirnos, pero que sea real”, añade.

Agosto tiene como norte seguir insistiendo en esa colaboración y en el apoyo entre colegas, porque es necesario reconocer las fortalezas de cada uno y enaltecerlas.

“Me parece que es importante que yo pueda reconocer que Vivian Fortuño es una excelente coordinadora, que Myrna Serrano es una excelente coordinadora, que en generaciones más jóvenes que Rosalina Torres, es una excelente coordinadora, que Yaska Crespo es una excelente coordinadora, que Cristina Campos es excelente. Entonces no es que tenemos que ser amigas y salir bebernos una copa de vino, es reconocer que esa persona que hace lo mismo que yo tiene unos talentos, tiene unas destrezas y unas capacidades y a mí no me no me resta ni me minimiza como profesional de bodas y eventos, reconocer que esas otras personas son maravillosas y excelentes”, afirma.

The Wedding Planners Experience

Durante los casi 10 años que se ha dedicado a este oficio ha procurado mantenerse al día en las nuevas tendencias y transmitir a otros sus conocimientos a sus colegas. Por eso, los días 11, 12 y 13 de noviembre celebrará la segunda edición de The Wedding Planners Experience (TWPE) en el que ofrecerá una experiencia educativa con un enfoque multidisciplinario para los expertos en la organización de actividades sociales.

“Al primero fueron 60 participantes, esta vez son 120. Buscamos dirigir al profesional de bodas y eventos para crear una experiencia para sus clientes”, comenta Agosto.

Para enseñar tanto las nuevas tendencias en la industria de eventos, así como las responsabilidades que tienen los coordinadores con sus clientes, Agosto ha planificado dinámicas y ejercicios, además de invitar a expertos que también compartirán su conocimiento.

Algunos de los conferenciantes serán la veterana coordinadora Vivian Fortuño, quien ha organizado una gran cantidad de bodas de lujos en sus más de cuatro décadas de carrera; Emilio Olabarrieta, especialista en la ambientación de actividades y propietario de Emilio Olabarrieta Event Atelier; y la licenciada Vivian Santiago, de HR Law Consultants of Puerto Rico, quien orientará a los asistentes sobres las implicaciones legales de ejercer esta profesión.

Agosto también ha invitado a expertos de otras partes del mundo para que ofrezcan conferencias. Entre ellas se encuentran Diana Sandoval, reconocida “wedding coach” mexicana; Mónica Restrepo, directora de la plataforma Bodas ABC y quien viene desde Colombia; y Judy Amado, propietaria de varios hoteles y coordinadoras panameña.

Las personas que asistan también obtendrán un certificado para incluir en su porfolio profesional.

Para más detalles sobre TWPE 2022, acceda a www.theweddingplannersexperience.com o visite las plataformas de Ana Agosto en Facebook e Instagram.

💬Ver comentarios