En “Black Panther: Wakanda Forever”, Shuri, el personaje interpretado por Letitia Wright, experimenta una  evolución trascendental para la trama.
En “Black Panther: Wakanda Forever”, Shuri, el personaje interpretado por Letitia Wright, experimenta una evolución trascendental para la trama. (Suministrada)

A sus 29 años, Letitia Wright inspira a millones de jóvenes a través del mundo con su mera presencia. La actriz nacida en Georgetown, Guyana, y criada en Londres, Inglaterra, ha visto su carrera ascender desde que en el 2018 apareciera en la gran pantalla como la inteligente, valerosa y enérgica Shuri, en la cinta “Black Panther”.

Este largometraje rompió muchos esquemas, sobre todo al convertirse en la segunda cinta más taquillera de ese año, superada solo por “Avengers End Game”, en la que también actuó. Además, obtuvo siete nominaciones a los premios Oscar, incluso el de Mejor Película, siendo la primera cinta de superhéroes en lograrlo.

Sin duda, Letitia Wright es una de las actrices más populares y buscadas de Hollywood. De hecho, ella misma se define como una de las actrices jóvenes más fascinantes de la industria. En 2019, ganó el premio BAFTA a la mejor actriz emergente, y el premio SAG al mejor elenco coral como parte del elenco de “Black Panther”, que le valió la aclamación de la crítica por su interpretación.

Más recientemente, Wright protagonizó la película de Kenneth Branagh “Death on the Nile” para Disney/Twentieth Century Fox, junto a Gal Gadot y Tom Bateman, y la comedia musical de Universal/Illumination “Sing 2″, su primera incursión en el cine animado. Con anterioridad, Wright regresó a las pantallas británicas para trabajar en la serie antológica nominada a los premios BAFTA “I Am”, para el episodio “I Am Danielle”, que le valió una nominación al premio Edinburgh TV al mejor actor en serie dramática. A esto le siguió un papel protagónico en la serie antológica de Steve McQueen “Small Axe”, para BBC y Amazon. El episodio de Wright, titulado “Mangrove”, fue incluido en la selección oficial del Festival de Cannes 2020 y la serie fue nominada a dos Globos de Oro, entre ellos, a la mejor película para televisión.

Este 2022 se ha presentado como el mejor año para Wright, con papeles en “The Silent Twins”, la primera película independiente en inglés de la directora polaca Agnieszka Smoczynska, que hizo su debut en la sección “Un certain regard” del Festival de Cannes 2022, en donde recibió una ovación de pie de cinco minutos y 21 segundos, algo poco común. Wright fue la productora de la película.

Como si fuera poco, Wright fundó 3.16 Productions en 2020, con la misión de crear contenidos para cine y televisión de alto impacto. Wright fue curadora de una serie de significativos cortos y largometrajes, entre ellos, “Surrounded”, junto con Bron Studios, Black Hand Productions y Mandalay Pictures; y el galardonado corto “Things I Never Told My Father” (del que también escribió el guion), que salió mejor corto internacional en el Festival Internacional de Cortos de Nueva York, y este año, fue proyectado en el Festival de Cine Panafricano. De próximo estreno, de 3.16, está programado “Highway to the Moon”, con guion de Wright y también su debut como directora.

Ahora Wright está de vuelta en la gran pantalla en el personaje que la catapultó a la fama, en la esperada secuela “Black Panther: Wakanda Forever”, y comparte en la siguiente entrevista el paralelismo que ha experimentado entre su vida y su personaje.

¿Cómo cambió su personaje, Shuri, desde la película “Black Panther” de 2018?

Hay una cita que usaba uno de mis directores, Steve McQueen. Él decía que a veces la vida imita el arte y el arte imita la vida. En “Black Panther”, Shuri es muy audaz en todo lo que hace en ciencia y tecnología, y en lo que crea. Se da lugar a ser maravillosa, a cometer errores. Y tiene a su hermano y a su familia. No tiene limitaciones. No hay techos, y su hermano le confía la creación de su armadura. Así que vemos a esta joven en su elemento, en su luz.

Luego, se transforma por las experiencias de pérdida y cambio. Fue en ese momento, que me acordé de la cita. Cuando leí el guión, el arte imitaba la vida. Shuri tiene que procesar el duelo inesperadamente. Es un giro de 180 grados. Es difícil encontrar la luz. Es difícil encontrar paz.

Vemos a esta joven luchar por encontrar un propósito. La vemos luchar por encontrar ese impulso cada día. Y eso fue muy interesante de interpretar en esta película. Creo que Ryan (Coogler) hizo un trabajo maravilloso con el guión. Y es loco porque estoy leyendo el guión y pensando: “Esto es lo que yo estoy sintiendo ahora”.

¿Cómo es trabajar nuevamente con el director Ryan Coogler?

Lo que hace que Ryan Coogler sea un ser humano maravilloso con quien trabajar y un gran director, es su sensibilidad. La verdad es que me siento muy honrada de que esté en mi vida. Tiene una manera increíble de absorber una gran cantidad de información y procesarla y ordenarla.

La postura de su corazón es muy pura también. Él quiere que todo sea excelente. Quiere que sea lo mejor posible. Siento que la manera en la que se expresa y demuestra su afecto por todas las personas, por los departamentos y por cada cosa que tenemos que hacer, luego se refleja en el resultado final. Me siento a salvo. Siento que cuando vengo a trabajar puedo ser vulnerable. Puedo ser real. Puedo ser honesta.

Letitia Wright
Letitia Wright (Suministrada)

Él persigue sus objetivos con arrojo. Cuando ves a alguien en su elemento de esa manera, te obliga a rendir el 110 por ciento. Así que cuando pongo el pie en el set, siempre estoy pensando: “¿Cómo puedo hacer para dar más?” Porque toda esa energía mental, todo ese conocimiento, toda esa creatividad fueron volcados en la creación de este guión y en la creación de este mundo que es tan osado, tan abierto y desenfadadamente espectacular.

Siento que cuando hablo de Ryan, no le hago justicia porque me llevaría diez mil años explicarlo. Es así de extraordinario. Pero creo que es un artista espectacular y un ser humano increíble.

¿Qué piensa de la introducción de los talokaniles y de su líder, Namor?

La introducción de Namor es realmente interesante. En este momento íntimo en el que pensamos que estamos llegando a un avance en la relación entre Shuri y Ramonda, aparece Namor. Es muy raro. Sale del agua y se nos acerca. Vemos a Ramonda y a Shuri que se transforman de madre e hija conversando a modo guerrero protector.

Nos enteramos de Namor y su reino muy al comienzo, que es el rey de una civilización submarina. Namor y el pueblo talokanil están inspirados en la historia mesoamericana. Creo que es hermoso porque tenemos una gran plataforma para celebrar esta historia, para que sea celebrada por el mundo entero. Esta película me permitió abrir un libro de texto, investigar y descubrir lo hermosa y maravillosa que es esta historia. Esto es llevar al frente la cultura de un pueblo que podría haber estado oculta.

Y es hermoso ver las diferentes maneras en las que los diversos departamentos se unieron para celebrarlo, ya sea Ruth Carter, con el detalle, la belleza y los colores de los trajes, o Hannah (Beachler), a quien no se le pasa nada en el diseño de producción. Es hermoso verlas hacer un esfuerzo extra para conseguir los recursos y los conocimientos y volcarlos en esta película.

En la primera película, “Black Panther”, Wakanda está sin duda alguna expresando los diversos colores y culturas del continente africano, ¿verdad? Ahora lo hacemos con la cultura mesoamericana y las combinamos. Así que me encanta. Creo que es algo genial.

¿Cómo se preparó para filmar bajo el agua?

Es gracioso porque Ryan me llamó el año pasado y me dijo: “Tish, ¿sabes nadar?” Y yo le dije: “Señor, yo trabajo en el laboratorio. ¿Qué más necesita de mí que provenga de un laboratorio?” Así que tuve que aprender a nadar. Me pusieron un montón de clases, y todos estaban, cada uno en su rincón, perfeccionando su estilo de natación: yo, Lupita, Danai y Winston.

Cuando terminamos eso, vinimos a Atlanta y comenzamos el proceso de trabajar con el equipo de buceadores. Uno de mis procesos favoritos fue aprender a nadar bajo el agua sin equipos, buceo libre. Aprendimos algo nuevo y nos preparó para lo que tendríamos que hacer después.

Me parece fabuloso que podamos combinar los elementos de la superficie con los submarinos. Hay muchísimos aspectos que se hacen con efectos visuales. Creo que va a estar muy bueno, y me entusiasma ver la película en IMAX porque sé que va a ser realmente genial.

¿Cree que los temas de la película tendrán eco en el público?

Sí. Los temas son muy fuertes. No solo tenemos el duelo, el dolor de la pérdida, sino también una relación madre-hija, mujeres en lo más álgido del dolor que se unen para ver cómo seguir adelante por Wakanda. Están tratando de procesar cómo seguir y darse ánimo mutuamente. Están los temas de la familia, la protección, el amor, el cuidado, todo en un solo lugar.

Creo que es hermoso explorar estos temas. Y espero que le brinde a la gente una vía para expresar lo que siente.

¿Fue difícil seguir adelante con la segunda película sin Chadwick Boseman? Y, ¿cómo fue que Angela Bassett y usted canalizaron su dolor y conversaron sobre el duelo?

Fue difícil imaginarla sin él. Ryan me llamó y, básicamente, me explicó que sentía con mucha claridad que a Chadwick le hubiese gustado que continuáramos. Y yo estaba dispuesta a continuar de cualquier manera. No me importaba si iba a estar interpretando a un árbol. Quería continuar porque se había creado un legado y una película honorable se había lanzado al mundo.

Creo que todos estamos de acuerdo con que Chadwick está en el cielo diciendo: “Tienen que seguir inspirando a la gente. Tienen que seguir adelante”. Así que cuando Ryan me llamó, fue duro. Pero muy suavemente me fue explicando sus intenciones y cómo podíamos rendir homenaje a Chad, y cómo podíamos rendir homenaje a lo que habíamos creado como familia.

Cuando vi a Angela en la sala de ensayos por primera vez desde que había pasado todo, la abracé y lloré. Ella entendió lo que pasaba e hizo un acuerdo silencioso conmigo de quedarnos con eso.

Angela fue una contribución extraordinaria a mi vida desde la primera película. Es siempre muy cariñosa y, como una madre, simplemente te brinda cariño. Así que esta película es una extensión de su amor por mí como Letitia y de su amor por mí como Shuri.

¿Cuál es el mayor desafío de llevar a Shuri a este próximo capítulo?

El desafío que tuve fue procesar cómo iba a permitir que el personaje evolucionara. Fue un desafío darle todo lo que ella necesitaba. En la primera película estaba claro que su misión era crear e inventar nuevas tecnologías. Ella era la persona que alegraba el ambiente. Fue un desafío saber que, con lo que Shuri está atravesando ahora, eso no lo iba a poder hacer.

También fue un desafío a veces meterme en la piscina y pensar: “¿Voy a poder bucear hoy? ¿Voy a poder hacer esta secuencia bajo el agua?” Pero el cariño y la protección del equipo, especialmente del equipo subacuático, me motivaron y me dieron la oportunidad de crecer.

¿Qué le entusiasma más de ver la película cuando esté terminada?

Lo que más me entusiasma es ver el mundo de Wakanda y el mundo de Talokan. Estoy muy entusiasmada con eso. Me voy a poner mis gafas de IMAX, y me voy a sentar con mis palomitas de maíz.

¿Cómo es eso?

Me entusiasma ver cómo vamos a ver cobrar vida el mundo de la película. Me entusiasman las culturas que se van a celebrar en esta película, los personajes nuevos que vamos a presentar al mundo. Me entusiasma ver sueños hechos realidad y ver cómo va a hacer que la carrera de la gente se mueva en otra dirección.

Me entusiasma mucho que el mundo pueda volver a internarse en Wakanda, y me entusiasma poder rendir homenaje a Chad. Me entusiasma que salga la película y saber que esto es lo que queremos hacer para rendir homenaje a nuestro hermano. Y me entusiasma que la gente se alegre y sienta el impacto de la película. Me entusiasmo por los niños. Me entusiasman muchas cosas.

💬Ver comentarios