Un 40% de los clientes del Taycan son mujeres quienes quedan encantadas por el diseño y funcionalidad del auto. (Suministrada)
Un 40% de los clientes del Taycan son mujeres quienes quedan encantadas por el diseño y funcionalidad del auto. (Suministrada)

Cuando se presenta la oportunidad de manejar un Porsche Taycan, es inevitable que lleguen a la mente imágenes de largas pistas, con el pavimento intacto para sacar el máximo provecho a la potente capacidad de arranque -de 0 a 60 millas por hora en 5.4 segundos- de estos modelos deportivos 100% eléctricos.  

Sin embargo, si se trata de una prueba de manejo en la que, más allá de probar los dotes de un auto deportivo, se busca experimentar también cómo será la experiencia de un propietario en Puerto Rico, un mediodía lluvioso -entre la congestión vehicular y los charcos que un inesperado cambio de clima un viernes pueden provocar- ofrece una vivencia más realista. Manejar un Porsche Taycan por las calles de Puerto Rico es una experiencia exclusiva, si se toma en cuenta que los primeros compradores de este auto en el 2020 los ordenaron sin haber realizado una prueba de manejo, porque el primer inventario estaba comprometido por órdenes previas y había una extensa lista de espera. A eso se suma que, actualmente, el tiempo de espera aproximado para un cliente que ordena un Taycan es 90 días.  

“Una vez lo manejes te das cuenta de lo fascinante que es”, advirtió Orlando Pérez, gerente de ventas de Porsche Center Puerto Rico, previo a la prueba de manejo, y no falló. 

Tan pronto te acercas, el Porsche Taycan comienza a revelar su capacidad tecnológica y comodidad. El que facilitó la prueba de manejo era un modelo base con algunos “upgrades”, por lo que tiene un precio de venta de $127,799.  

A pesar de que no fue posible poner a prueba toda la capacidad de arranque de este deportivo, el auto demostró su potencia, cuando llegó el momento de rebasar un auto, evadir un charco o acercarse a una salida. Además, mantuvo su estabilidad en todo momento a pesar de la lluvia y la cantidad de agua acumulada en el pavimento. 

Más allá del atractivo por tratarse de un deportivo de lujo eléctrico con todas las cualidades que definen a esta marca, Pérez destacó todos los atributos tecnológicos del auto que, además, permite a cada conductor personalizar su experiencia. Entre el equipo de sonido Bose con el que estaba equipado el modelo, la ambientación interior, las pantallas o todos los “features” incluidos, destacó el “Porsche Electric Sport Sound”, incorporado en los nuevos modelos y que permite activar un sonido similar al que producen los motores de combustión.  

Previo a la prueba, Pérez celebró la aceptación que ha tenido este auto eléctrico desde que llegó a Puerto Rico en 2020. Entre julio y diciembre de ese año, incluso con las dificultades que trajo la pandemia del COVID-19, se vendieron en la isla unos 25 autos, todos por orden previa y sin que el comprador tuviera la oportunidad de probarlo o verlo físicamente. El número asciende a 35 unidades en lo que va del 2021. 

Muchos de esos primeros compradores fueron clientes ya existentes de la marca que conocen de primera mano el desempeño y deportividad de un Porsche. Pérez reconoció que ese comportamiento de algunos de esos clientes “más puristas” les sorprendió, pues en un principio la apuesta con el Taycan era atraer a más clientes nuevos que existentes.  

Porsche Taycan.
Porsche Taycan.

El plan original de Porsche, abundó, se enfocaba en un cliente joven, con alto nivel de compromiso ambiental que buscara acercarse a la deportividad y desempeño de un Porsche, y aunque lo lograron, dijo Pérez, también se han vendido muchos autos a clientes de la marca. Y, a pesar de que la proporción de compradoras femeninas versus masculinos es muy parecida (40/60), Pérez indicó que la reacción de las mujeres “es mucho más positiva”. Al momento, precisó, la mayoría de las clientas han sido mayores de 45 años y quedan encantadas por el diseño y funcionalidad del auto. 

El reto principal en el caso de los hombres, según comentó, es la falta de ese rugir y vibración que genera un motor de combustión. Pensando en esos clientes, el fabricante incorporó el Porsche Electric Sport Sound que el conductor puede activar o desactivar a su conveniencia.

Otra de las preocupaciones de los clientes responde a cuánto millaje ofrece el auto con cada carga. El Taycan -que viene con su propio cargador- cuenta con un sistema eléctrico de 800 voltios en lugar de los habituales 400, lo que permitiría que en poco más de 5 minutos enchufado a la red de carga rápida con corriente continua (CC), la batería se recargue lo suficiente para cubrir una distancia de hasta 60 millas (WLTP). De hecho, el 80% de la batería podría recargarse en unos 22 minutos. Sin embargo, en Puerto Rico, la red eléctrica no permite la carga rápida en residencias, a menos que se instale el equipo necesario, por lo que recargar una batería totalmente agotada puede tomar hasta 24 horas en una instalación con corriente de 110 voltios, mientras que el tiempo se acortaría a la mitad (unas 12 horas), en caso de tener disponible una conexión de 220 voltios en la cual se puede enchufar el vehículo. 

El auto está equipado con dos puertos de carga.
El auto está equipado con dos puertos de carga.

Consciente de ese reto y a la par con la meta de que para el 2025 un 50% de sus ventas provengan de autos eléctricos, Porsche desarrolló la iniciativa “Porsche Destination Charging”, con la que busca llegar a acuerdos con diversos establecimientos, entre los que se encuentran centros comerciales, restaurantes y supermercados para instalar estaciones de recarga.  

Al momento, en Puerto Rico existen diez cargadores Porsche, pero siete de ellos están ubicados en el área metropolitana y solo tres están en la zona oeste. Porsche Center Puerto Rico trabaja para instalar 11 nuevas estaciones en puntos estratégicos en el oeste y en otras zonas como Ponce y Hatillo.  

Porsche cuenta, además, con un perito electricista entrenado para realizar instalaciones de 220 y 240 voltios en residencias e instala en su concesionario en San Juan dos supercargadores de 175 kilovatios para uso interno y de sus clientes, libre de costo. 

El Porsche Taycan está disponible en cuatro modelos con elementos personalizables -desde las telas para interior, hasta las puntadas- todos con cuatro puertas: el Turbo, Turbo S, el Turbo 4S y el Taycan que es el modelo más accesible, con un precio inicial de venta aproximado de $95,000. 

“Aunque no escuchas el motor, te das cuenta que estás manejando un Porsche”, afirmó Pérez, y así fue. Por eso, durante la prueba de manejo, esta conductora prefirió desactivar el Porsche Electric Sport Sound. 

 

💬Ver comentarios