Ana Sofía Cordero busca inyectarle un aire más juvenil a Leonardo Fifth Avenue House of Fashion.
Ana Sofía Cordero busca inyectarle un aire más juvenil a Leonardo Fifth Avenue House of Fashion. (Stephanie Rojas/ Especial para El Nuevo Día)

Sentada en un sofá gris, Ana Sofía Cordero llamaba la atención por su “suit” anaranjado de chaqueta corta y pantalón ligeramente entallado combinado con un par de tenis blancos. De entrada, la selección de su vestimenta dejaba ver el estilo que la directora de moda de Leonardo Fifth Avenue House of Fashion busca incorporar en la empresa que ha pertenecido a su familia por cinco décadas.

Y es que Ana Sofía nació en el seno de una familia que en Puerto Rico ha sido un referente de la moda masculina a través de la empresa que por muchos años se identificó como Leonardo’s y que desde hace unos años se convirtió en Leonardo Fifth Avenue House of Fashion.

“Nací en el mundo de la moda. Me crié aquí en este ambiente. Antes de entrar a la universidad estaba bien decidida que continuar en la moda era lo que quería. No sabía de qué manera se iba a dar, pero estaba 100% segura que moda era lo que yo quería hacer, no había duda en mí”, destaca Ana Sofía.

Su llegada a Leonardo Fifth Avenue House of Fashion como directora de moda se dio hace poco más de un año, luego de prepararse para cumplir de la mejor manera con ese privilegio de convertirse en la primera persona de la cuarta generación de la familia Cordero en unirse al negocio.

Ana Sofía cuenta con un bachillerato en mercadeo de moda y diseño de Southern Illinois University, una maestría en mercadeo y comunicaciones integradas de St. Bonaventure University y otra maestría del Instituto Marangoni en Milán, Italia. Además, en Milán trabajó con la diseñadora Sonia Beconcini.

“Estaba en Florencia cuando Leonardo me hace el acercamiento para venir como directora de moda. Lo pensé y al final del día dije que sí porque vi este lugar como un espacio bien grande para seguir creciendo y pensé en la oportunidad de poner la marca donde pienso que podría estar a nivel internacional, como un ‘lifestyle brand”, dice la joven de 26 años.

Ana Sofía Cordero
Ana Sofía Cordero (Stephanie Rojas/ Especial para El Nuevo Día)

Por muchas décadas, la cadena de tiendas se destacó por el alquiler de ropa formal para hombres. Hace años, el diseñador Leonardo Cordero Suria –padre de Ana Sofía- generó una transformación que llevó la marca a convertirse en una alternativa de ropa de hombre hecha a la medida.

Ahora, Ana Sofía se une a su progenitor para ampliar la oferta y llegar a una mayor cantidad de personas, incluyendo el mercado femenino.

“Me encanta diseñar para la mujer, obviamente no solo porque soy mujer. Me gusta la ropa y a una siempre le gusta diseñar lo que posiblemente se puede poner, pero también creo que es un mercado que podemos seguir explorando y lo he estado desarrollando bastante a mi propio estilo y según el estilo en el que creo que tenemos el potencial más grande. Me gusta mucho diseñar ropa para mujer que tenga elementos de la ropa masculina. Ese es mi estilo”, comenta.

La joven tuvo la oportunidad de trabajar junto a su padre la colección presentada en la pasada edición de San Juan Moda. Asegura que la experiencia de compartir ideas y llegar a acuerdos en el plano profesional fue muy enriquecedora para ella.

Según Ana Sofía, a pesar de tener una visión diferente de la moda, su estilo y el de Leonardo se unen de manera exitosa.

“Nos complementamos muy bien, porque él tiene toda la experiencia y muchísimo conocimiento. Estoy superagradecida de estar a su lado porque cada día estoy aprendiendo un montón de él”, asegura.

Ana Sofía señala que Leonardo tiene un estilo clásico y elegante al diseñar, mientras que el suyo es más “tailored modern streetwear”.

“Creo que traigo algo un poquito más moderno, retando un poco más las normas tradicionales de lo que es el ‘tailoring’. Entonces creo que esa combinación se representó bastante bien en esta colección que hicimos entre nosotros dos”, destaca.

Una de las áreas en las que Ana Sofía da rienda suelta a su creatividad.
Una de las áreas en las que Ana Sofía da rienda suelta a su creatividad. (Stephanie Rojas/ Especial para El Nuevo Día)

Como parte de los proyectos que ha desarrollado la joven en este último año, también está la evolución de la marca Clubman, que Leonardo adquirió en 2015. Su misión de darle un aire más juvenil ha tenido éxito y eso la hace sentir orgullosa.

Clubman prácticamente es un hijo mío. Hice desde los sketches de cómo quería que se viera el espacio, el ‘branding’, de los colores, del diseño, de las piezas, de las camisas, de las telas. Realmente en Clubman by Leonardo lo que quiero es ofrecer a nuestro cliente esa alternativa de estilo un poco más casual. Después de la pandemia hemos visto un cambio en la moda y, aunque las actividades ahora están volviendo y los hombres quieren verse elegantes, también es importante ofrecerles esa opción casual al cliente. De esa manera, Clubman by Leonardo complementa lo que ofrecemos en House of Fashion. Creo que eso contribuye a ese ‘lifestyle brand’ que hemos creado”, menciona.

Otro proyecto que está en proceso es la apertura de una tienda en Miami, pues la ya existente en Orlando ha sido muy exitosa.

El legado del deporte

Además de la moda, una de las pasiones de Ana Sofía es el tenis, un deporte que practicó durante casi dos décadas. Al comienzo de su adolescencia, se mudó a Barcelona para prepararse en esa disciplina que continúo practicando en la universidad y en eventos internacionales.

Por muchos años mi vida fue el tenis. Representé a Puerto Rico en muchos torneos internacionales. Estuve becada por estar en el equipo de la universidad y realmente esa siempre fue mi vida. Pero llegó el punto en el que dije que ya tocaba soltar completamente el tenis, porque yo me quería enfocar en la moda”, recuerda.

Sin embargo, aunque la práctica profesional del tenis ya es parte de su pasado, Ana Sofía asegura que en ese periodo de su vida obtuvo herramientas que le ayudan hoy día en su carrera profesional.

Me considero una persona bien creativa y mi mente está constantemente ‘on the go’ y el tenis me ayudó a crear una disciplina y una rutina en mi vida que me ayuda hoy como profesional a organizar lo que quiero hacer, mis pensamientos, mi trabajo. Dentro de esa creatividad que tengo, está esa disciplina y organización que me dio el tenis. Porque el deporte me ayudó a tener una estructura bien rígida”, enfatiza.

Su estilo

Ana Sofía ama la moda y lo deja saber a través de su forma de vestir. Para ella se trata de una expresión que le permite a cada persona mostrar sus gustos sin limitarse. Por eso, lo mismo disfruta de llevar un vestido con un elegante escote en la espalda, que un conjunto de pantalón y chaqueta accesorizado con una corbata.

Ana Sofía Cordero
Ana Sofía Cordero (Stephanie Rojas/ Especial para El Nuevo Día)

La corbata le da a la mujer un toque tan elegante. Muchas le temen, pero considero que se ve hasta sexy, pero sexy de otra manera, en un nivel diferente, sin tener que enseñar absolutamente nada”, opina.

Además, para Ana Sofía, otra pieza clave en su guardarropa es la chaqueta. Ella posee distintos estilos en colores diferentes, pues entiende que es una prenda que se puede llevar con faldas de diversos estilos, pantalones y mahones. De igual forma, es ideal para combinarla con diferentes tipos de calzado.

Otra pieza importante que considero importante es una camisa de botones buena, azul o blanca, que te la puedas poner con mahones, con faldas, con una corbata, con lazo, sin chaqueta, con chaqueta. Es una pieza bien versátil que todo el mundo debe tener en el clóset”, concluye.

Ana Sofía en tres palabras

1. Creativa : “Mi mente está constantemente pensando en nuevas ideas, nuevos conceptos, nuevas posibilidades que podemos hacer, sea en la compañía o en mi casa”.

2. Determinada : “Sé lo que quiero y cuando yo sé lo que quiero, estoy bien clara que tengo que llegar ahí, no me importa los sacrificios que conlleve”.

3. Alegre : “Todo lo que hago me gusta poder disfrutarlo. Creo que todo en la vida es un balance. Yo soy ‘workaholic’, pero igual que trabajo bien duro, yo la paso superbién también”.

Créditos

Vestuario: Leonardo Fifth Avenue

Maquillaje y arreglo personal: Aridia Reyes

💬Ver comentarios