Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

El acusado es ahora conocido por la prensa británica como “el primo depredador de la reina”. (Foto: Archivo)
El acusado es ahora conocido por la prensa británica como “el primo depredador de la reina”. (Foto: Archivo)

Un nuevo escándalo sexual salpica a la realeza. Es que Simon Bowes-Lyon, el decimonoveno conde de Strathmore y Kinghorne, admitió ante a la justicia haber entrado por la fuerza en la habitación de una mujer de 26 años que reside en su mansión. De esta forma, la denuncia se suma a las polémicas conductas del príncipe Andrew que preocupan a Elizabeth II y los debates en torno a la salida del príncipe Harry de la familia real.

💬Ver comentarios