La cocina de la casa que apareció en "Meghan & Harry" es abierta y tiene una enorme isla que se abre perfectamente a la sala familiar, donde se encuentra una acogedora chimenea.
La cocina de la casa que apareció en "Meghan & Harry" es abierta y tiene una enorme isla que se abre perfectamente a la sala familiar, donde se encuentra una acogedora chimenea. (Archivo)

El documental de Netflix, protagonizado por los duques de Sussex, fue uno de los más comentados de los últimos tiempos. Apenas dos años después de casarse, el príncipe Harry y Meghan Markle generaron una gran polémica cuando decidieron dejar de formar parte de la familia real y mudarse a Los Ángeles en busca de paz y privacidad.

Recientemente, la pareja decidió contar su historia a través de la docuserie “Harry & Meghan”, que batió el récord del documental con más horas de visualización acumuladas y se convirtió en uno de los contenidos más exitosos de la plataforma. Durante seis episodios, revelan los obstáculos que los llevaron a decidir dejar de formar parte de la realeza en una espectacular mansión en Montecito, California.

Sin embargo, la casa donde se grabaron las entrevistas no era de la pareja, sino una propiedad que vende Ryan Malmsten en Santa Barbara Brokers, por $33.5 millones . Con sus increíbles vistas al mar y a la montaña, la mansión utilizada para filmar realmente pertenece al rico empresario y activista ecológico Mark Schulhof, aunque la pareja nunca afirmó que la casa fuera suya.

No obstante, llamó la atención de todos con sus candelabros de cristal, techos elevados y cine privado. La piscina y el amplio parque con palmeras típicas de California. A tan solo nueve minutos de la auténtica casa que los Sussex compraron en 2020, la mansión de dos pisos cuenta con una serie de lujosas comodidades. Un gimnasio, un teatro, un bar, una sala de juegos, una sala de meditación y una piscina son algunas de ellas. Con suficiente lugar para acoger a varias personas, la casa cuenta con seis habitaciones y siete baños, además de un garaje para cinco autos.

En el primer nivel de la casa se encuentra la suite principal que tiene salida a una terraza envolvente, así como un baño principal en suite. Otros dormitorios también tienen acceso al exterior. La cocina abierta tiene una enorme isla y se abre perfectamente a la sala familiar, donde se encuentra una acogedora chimenea. En el exterior, un camino de piedra conduce a una casa de huéspedes, igual de lujosa, pero un poco más pintoresca que el resto de la mansión.

Según señala Ryan Malmsten en la publicación de la propiedad, el área al aire libre ofrece lechos de vegetales orgánicos, huertos de cítricos, plataneras, gallineros, “jardines secretos” y un pozo privado para la “sensibilidad sostenible”.

💬Ver comentarios