Aplica el jabón y la espuma con una esponja natural grande y suave. (Shutterstock)
Aplica el jabón y la espuma con una esponja natural grande y suave. (Shutterstock)

Llevamos casi tres días en los que el cielo está gris debido a la presencia del polvo proveniente del desierto del Sahara, en África. Además del daño que esto podría causar en la salud de las personas, su presencia podría hacer daño en distintas superficies, incluyendo la pintura de los autos.

La acumulación de este tipo polvo tan fino y el no removerse a tiempo, podría dañar la pintura, eliminando las capas protectoras y permitiendo que se raye con mayor facilidad. Por otro lado, la acumulación de polvo hace más difícil limpiar el auto, ya que, si no se hace con cuidado y precaución, podría rasparse de manera importante y dañar, de paso, las capas que le dan el brillo a la pintura.

Qué debes hacer

Según Consumer Reports, es importante al limpiar el exterior de tu auto, debes llevar a cabo una serie de pasos para evitar que arruines la pintura. Aplica también si el auto tiene fango. Esto incluye:

1. Lo primero que vas a hacer es rociar agua con una manguera a todas las áreas del auto, tratando de remover la mayor cantidad de sucio posible. Se debe hacer de arriba hacia abajo.

2. Utiliza un jabón o champú que sea especial para pintura de autos y que ayude a remover cuidadosamente y en profundidad el polvo y la suciedad.

3. Aplica el jabón y la espuma con una esponja natural grande y suave o con un guante de lana de cordero.

4. Una vez que comiences a lavar el carro, concéntrate en una sección a la vez, lavando y enjuagando completamente cada área antes de pasar a la siguiente. Esto te asegurará que tengas suficiente tiempo para enjuagar esa área antes de que se seque el jabón.

5. Enjuaga la esponja con frecuencia. Debes usar un balde separado para enjuagar la esponja, ya que evitarás que la suciedad se mezcle con el agua que tiene el jabón.

6. Usa una esponja separada para limpiar los aros y los neumáticos, que pueden estar cubiertos de arena, polvo de frenos y otros desechos que podrían dañar el acabado del automóvil.

7. Para secar el auto, debes usar bayetas de microfibra, ya que absorbe el doble que el algodón, no deja residuos en forma de vello, además de que atraeny retienen el polvo y la suciedad.

8. De la misma forma, debes pasar una aspiradora en el interior del auto, así como paños húmedos en las consolas y el panel de instrumentos para eliminar el polvillo. Es importante que te pongas una mascarilla N-95 al hacer esto para protegerte. 

Qué NO debes hacer

1. Usar agentes de limpieza domésticos como jabón de manos, detergente para lavar platos o limpiacristales en la pintura. Podría dañar las capas protectoras de la pintura.

2. Lavar tu carro justo después de haberlo manejado o de haber estado estacionado bajo el sol, ya que las superficies de la carrocería estarán calientes. Esto provocará que el agua y el jabón se sequen rápidamente, lo que aumenta las posibilidades de que la pintura se manche.

3. Mover la esponja en forma circular. Esto puede crear rasguños ligeros, pero notables.

4. Si la esponja está sucia o se cae al suelo, no la continúes usando sin antes enjuagarla completamente. Esas partículas de sucio podrían rayar la pintura del auto.

5. Dejar que el auto se seque solo, ya sea parado bajo el sol o conduciéndolo. Esto dejará marcas del agua en la pintura.

6. No uses una toalla de secar el cuerpo o de otro material fibroso, ya que podría provocar rayazos finos en la pintura.