Cada contrato de servicio con Vanguard cubre las necesidades que el conductor entienda que requiere, y puede ir de lo más simple como la cubierta de transmisión, hasta un paquete de alta tecnología para vehículos más sofisticados. (Suministrada)

La compañía local Vanguard Ultimate Protection ha reforzado el programa de servicios para vehículos de motor de uso personal y lanza su página web para orientar a los consumidores sobre sus cubiertas de protección automotriz.

Jennifer González, presidenta de VSC Group, indicó que los servicios de Vanguard se ofrecen a través de más de 100 concesionarios en toda la isla, quienes venden todo tipo de marcas, desde las más económicas hasta los autos de lujo.

La empresa no es una aseguradora, sino un negocio que provee contratos de servicio -comúnmente llamados garantías extendidas- a dueños de automóviles nuevos o usados, a través del concesionario. Estos contratos pueden cubrir hasta 10 años o 125,000 millas, y entran en vigor una vez se agote la garantía del manufacturero.

El contrato de Vanguard está disponible solo para autos de uso personal -no para flotas ni autos comerciales-, se compra al adquirir la unidad y se financia dentro del préstamo del auto, si es nuevo. El precio puede fluctuar, entre $3,000 y $3,500, en promedio, dependiendo de la marca del auto. Hay contratos de servicio también para autos usados, que van desde un año hasta 10 años o 125,000 millas, y estos son más costosos, pues la garantía del manufacturero ya ha vencido.

En su línea de productos, Vanguard ofrece protección contra posibles gastos de reparación por fallas mecánicas. Entre las reparaciones que abarcan, dependiendo del plan seleccionado, se incluyen el motor, la transmisión, la tracción delantera y trasera, el aire acondicionado, el sistema de enfriamiento, los frenos, el sistema eléctrico, la suspensión frontal, entre otros.

“La variedad de servicios representada en seis productos le proporciona al cliente una gama de alternativas para la protección de su vehículo. En Vanguard creemos que, de la misma forma que cada conductor es diferente, su protección también debería serlo”, expresó González.

Cada contrato de servicio cubre las necesidades que el conductor entienda que requiere, y puede ir de lo más simple como la cubierta de transmisión, hasta un paquete de alta tecnología para vehículos más sofisticados.

Los trabajos de reparación los realiza el concesionario o un taller de mecánica autorizado y el dueño del auto no tendrá que pagar nada, excepto el deducible, en los casos que aplique. Los deducibles pueden ser $100, $200 o $0, lo que el cliente escoja al hacer el contrato. “La mayoría adquiere el contrato de servicio con cero deducible”, dijo la ejecutiva.

Vanguard ofrece además servicios que protegen el exterior del auto, entre los cuales hay selladores y productos de protección de pintura con hasta 10 años de garantía en unidades nuevas y cinco años en usadas. Cuenta además con productos para proteger los interiores de piel, tela y vinil y prevenir manchas por alimentos, líquidos, tintas, entre otros.

Otros programas incluyen protección de remplazo de llave o control remoto, reparación de parabrisas frontal, la reparación o reemplazo de gomas y aros y asistencia en la carretera, así como un sistema de alta tecnología para la recuperación de vehículos hurtados que tiene un 98% de recuperación exitosa en menos 48 horas.

González indicó que ya cuentan con más de 35,000 conductores protegidos. Agregó que VSC Group es una empresa que busca impulsar la innovación en la industria automotriz al ofrecer soluciones superiores en la categoría de protección de autos.

💬Ver comentarios