Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Todo el mundo en la casa por muchas horas puede reflejarse en un alza en la factura.
Todo el mundo en la casa por muchas horas puede reflejarse en un alza en la factura. (Archivo)

Con la extensión de la cuarentena en tiempos de coronavirus, las familias, con todos o la mayoría de sus integrantes en casa, consumen mayor cantidad de energía. 

Aquí ofrecemos recomendaciones para reducir el costo en sus facturas.

Enseres eléctricos: Prefiera electrodomésticos con desempeño energético eficiente. 

Aparatos tecnológicos: Mantenga cargando su celular, tableta o dispositivos lo estrictamente necesario y desconecte el cargador apenas termine de completarse la batería. 

Desconecte: Todos los equipos y sistemas de entretenimiento deben desconectarse cuando no estén en uso. Muchos aparatos electrónicos tienen una función de ahorro de energía, lo que podría ayudar a reducir su consumo. 

Temperatura: Si usa acondicionador de aire, verifique la temperatura externa para saber si requiere prenderlo. En caso de necesitarlo, elija la temperatura promedio y mantenga ventanas y puertas cerradas al activarlo. En su cocina: Si el calentador de agua es eléctrico, verifique que la temperatura no exceda 140 grados F. 

Con la nevera: Mantenga el refrigerador en 40 grados F y el congelador en 0 grados F. 

Uso del horno: Procure mantener la puerta cerrada, ya que abierta gasta más energía mientras se calienta. Es ideal si hornea varias cosas a la vez.

Alerta al contador: Para revisar si la red de su hogar, desconecte todos los equipos eléctricos y asegúrese de que todos los interruptores están en posición de apagado. Luego examine su medidor y verifique que no se registra ningún consumo. En caso contrario deberá consultar a un técnico.

Iluminación: Instale bombillas eficientes. Las luces led usan mucha menos energía y tiene tres veces la vida útil de las fluorescentes. Use lámparas dedicadas al punto donde las necesita, en lugar de alumbrar todo el espacio.

Limpiar ayuda: Los focos, lámparas, luminarias y reflectores deben ser limpiados regularmente. Esto le permitirá obtener más luz sin que use tantos puntos de consumo de energía. 

Luz natural: Recuerde que puede sacar provecho de la luz natural, así que puede colocar su escritorio para trabajar, estudiar o leer cerca de una ventana. 

Temporizadores y sensores: En la medida que sea posible, instale sensores de presencia y temporizadores en lugares adecuados.