Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Más allá de llamadas, la campaña de la Asociación de Bancos de Puerto Rico también señala el recibo de correos electrónicos con petición de una acción urgente, así como mensajes de texto.
Más allá de llamadas, la campaña de la Asociación de Bancos de Puerto Rico también señala el recibo de correos electrónicos con petición de una acción urgente, así como mensajes de texto. (Suministrada)

La Asociación de Bancos de Puerto Rico (ABPR) anunció este miércoles el comienzo de la segunda fase de su esfuerzo educativo Es un Pescao. Bajo la frase “Si huele a pescao, es un pescao”, la entidad persigue despertar en la población el sentido de suspicacia y presentimiento para identificar el fraude en sus distintas modalidades.

💬Ver comentarios