La Comisión de Bolsas y Valores emitió una orden de cese y desista contra UBS en Nueva Jersey y varios exejecutivos de la firma por haber vendido bonos municipales dirigidos a individuos a entidades conocidas como "flippers". UBS habría corregido las deficiencias que dieron paso a la mala práctica, según el regulador federal. (Archivo) (Andrew Harrer)

La Comisión de Bolsas y Valores (SEC, en inglés) ha emitido una orden de cese y desista contra UBS Financial Services Inc., con sede en Nueva Jersey, por alegadamente haber vendido bonos municipales a firmas dedicadas a la compraventa de estos instrumentos en lugar de inversionistas individuales.

Para poner fin a la investigación y sin aceptar o negar los hechos, UBS pagará sobre $10 millones a la SEC, indicó una declaración del regulador federal.

Los hechos dados a conocer hoy por la SEC no involucran a la operación de la firma en Puerto Rico. Estos se habrían producido a lo largo de cuatro años y vinculan a exejecutivos de la firma y entidades ubicadas en la Florida y California, dijo el regulador.

“UBS ha tomado un número de pasos remediativos, incluyendo revisar y mejorar sus políticas y procedimientos sobre el período para órdenes individuales, introduciendo adiestramientos sobre el período de órdenes individuales a representantes autorizados y otros empleados, cuyo trabajo se relaciona con el tráfico de bonos municipales, ampliando la supervisión y controles para el período de órdenes individuales, y revisando su procesos de apertura de cuentas y verificación de clientes”, indicó la SEC en la orden y acuerdo pactado con UBS.

La orden de la SEC tampoco revela qué bonos municipales se habrían vendido como parte del esquema.

De acuerdo con el regulador, entre los años 2012 al 2016, ciertos ejecutivos de la firma -entre ellos, William S. Costas, John J. Marvis, Jerry E. Orellana, Chris D. Rosenthal- habrían circunvalado la prioridad que deben tener los inversionistas individuales a la hora de distribuir bonos municipales. Es decir, según la SEC, en lugar de que los bonos municipales distribuidos por UBS se vendieran a individuos, los ejecutivos dedicados a la compraventa de estos instrumentos los vendían a “flippers”, una entidad que suelen comprar tales valores para luego venderlos a otras casas de inversiones a cambio de una ganancia.

Según el regulador bursátil federal, que en abril pasado, radicó órdenes contra los otrora ejecutivos de UBS, entre las entidades que participaron del supuesto ardid figuraron Core Perfomance Management LLC, una firma con sede en Florida y que cerró operaciones en el 2016, y RMR Asset Management Company con sede en California.

En el 2018, la SEC también tomó acción contra ambas firmas penalidades por estos eventos.

De acuerdo con la SEC, los eventos resultaron en violaciones a la normativa vigente de la Junta Reglamentadora de Valores Municipales y la ley federal de valores de 1934, una vez la casa de corretaje vendió bonos que estaban dirigidos a individuos a estas firmas, a pesar de que no cualificaban para tal descripción.

La investigación estuvo a cargo de la unidad de Abuso de Finanzas Públicas y de los funcionarios, Joseph Chimienti, Laura Cunningham, Warren Greth, Cori Shepherd, and Jonathan Wilcox, con la asistencia del jefe asociado de la división, Mark Zehner, y el director asociado Kevin Guerrero. Ivonia K. Slade supervisó la pesquisa.