José Rafael Fernández, presidente de Oriental Bank, indicó que esperan completar la integración con Scotiabank para fin de año. (Archivo)

Pese a que los gobiernos de Puerto Rico y las Islas Vírgenes estadounidenses cerraron sus respectivas economías a mediados de marzo debido a la pandemia de COVID-19, OFG Bancorp (NYSE: OFG), matriz de Oriental Bank, reportó ingresos netos de $128.2 millones al cierre de su segundo trimestre de 2020, unos $29 millones por encima de lo reportado en el mismo trimestre del año anterior.

En esta ocasión, los accionistas de OFG Bancorp obtuvieron ingresos de $20.2 millones o $0.39 por acción diluida. Asimismo, el reporte incluye un ingreso no recurrente de $6 millones en recuperación de intereses de préstamos adquiridos mediante la reciente compra de Scotiabank.

“Al igual que otros bancos, hemos enfrentado una serie de desafíos relacionados con la pandemia del COVID-19 durante el segundo trimestre, pero hemos actuado con prontitud y con previsión, generando excelentes resultados. Además, estamos extremadamente orgullosos y agradecidos por los logros que han alcanzado nuestro equipo”, expresó José Rafael Fernández, presidente, director ejecutivo y vicepresidente de la Junta de Directores de Oriental.

Tras reconocer el impacto del COVID-19 en las operaciones bancarias, el ejecutivo sostuvo que los resultados también se vieron afectados “por el recorte de tasas de 150 bps del Banco de la Reserva Federal en marzo”. “Todo esto luego de los terremotos en Puerto Rico en enero y ocurrió también, mientras estamos en el proceso de integración de la adquisición de Scotiabank”, agregó.

“Nuestro compromiso y preparación nos permitió gestionar con éxito estos desafíos de manera fácil, rápida y hecho. Durante el trimestre, nuestro equipo trabajó principalmente de forma remota. Las sucursales han sido operadas de forma segura con la asistencia de nuestra plataforma tecnológica. Los cajeros automáticos y los cajeros virtuales de servicio completo, la aplicación móvil y las herramientas de pago de facturas en línea facilitaron las transacciones de rutina sin tener contacto con alguien. La programación de citas en línea o móvil ha permitido la coordinación de citas con clientes en nuestras sucursales, en tiempos de COVID-19 de manera segura”.

Para este segundo trimestre, el margen de interés neto de Oriental fue de 4.78% y la producción de préstamos ascendió a $503.4 millones, incluidos $286.4 millones en préstamos comerciales del Plan de Protección de Nómina (Payment Protection Plan- PPP).

“Implementamos una aplicación 100% digital, amigable con el cliente y un proceso de desembolso de fondos para préstamos PPP. Nuestros resultados de PPP nos permitieron ayudar a más de 4,000 pequeñas empresas a salvar más de 50,000 empleos. También, nos permitió atraer nuevas cuentas en esta base de clientes estratégicamente importante”, subrayó Fernández.

Además, los activos totales de $9.93 mil millones aumentaron 7.5% desde el primer trimestre del 2020 principalmente debido a un aumento de $574.1 millones en efectivo y un aumento de $198.1 millones en préstamos. Se informó que los depósitos de clientes de $8.32 mil millones aumentaron $760.0 millones o 10.0% desde el primer trimestre del 2020.

De otro lado, el ejecutivo de Oriental indicó que esperan completar la integración de las operaciones de Scotiabank según lo planeado para fin de año, mejorar la eficiencia y continuar invirtiendo para el futuro para simplificar sus operaciones y mejorar su capacidad de servir a los clientes. “Si bien aún enfrentamos mucha incertidumbre con respecto al COVID-19 y su impacto en la economía, estamos en una posición financiera sólida, listos para ayudar a nuestros clientes durante estos tiempos difíciles”, concluyó.