Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

En Puerto Rico circulan tarjetas emitidas por Citi, JPMorgan, Bank of America y Discover. Ahora, jugadores como Capital One y American Express han logrado mayor penetración, mientras otros más buscan su entrada al mercado. (Archivo)
En Puerto Rico circulan tarjetas emitidas por Citi, JPMorgan, Bank of America y Discover. Ahora, jugadores como Capital One y American Express han logrado mayor penetración, mientras otros más buscan su entrada al mercado. (Archivo)

Aunque por años, han tenido presencia en Puerto Rico, las gigantes de tarjetas de crédito en Estados Unidos ya dominan el mercado de la isla convirtiéndose en la principal fuente de dinero transaccional para miles de consumidores.

En los pasados cinco años, la tendencia ha sido tal que una de cada tres transacciones procesadas por los sistemas de Evertec -jugador líder en la isla- se efectúa con un plástico que no ha sido emitido en Puerto Rico.

Mientras, el sistema de transacciones de Dynamics Payments -operadora de Clover en la isla y otras economías del Caribe- no solo da cuenta de un creciente número de tarjetas emitidas fuera de Puerto Rico. También ya se efectúan en la isla transacciones con tecnologías todavía incipientes en Puerto Rico como el pago con tarjetas sin contacto o los llamados “wallets” virtuales.

“La mayor parte del acceso a crédito continúa siendo a nivel local. Tenemos tres bancos, uniones de crédito y cooperativas. Lo que ha sucedido con algunos de estos jugadores (entidades prestatarias estadounidenses) es que siempre han estado en Puerto Rico, pero muchos venden sus carteras o cambian de nombre”, dijo Rodney Curbelo, responsable de TransUnion en Puerto Rico.

“Ha habido un aumento en los pasados dos o tres años, pero no ha sido extraordinario”, indicó Curbelo.

Si bien el dominio de las entidades prestatarias estadounidenses en el nicho de cuentas rotativas en Puerto Rico se produjo entre los años 2014 a 2015, el tema de acceso a crédito y la posibilidad de que instituciones financieras virtuales entren al mercado de Puerto Rico surge con más fuerza ahora. Esto, luego de que OFG Bancorp y FirstBancorp anunciaran la compra, respectivamente, de las operaciones de Scotiabank y Santander en la isla.

Según Mike Vizcarrondo, a cargo de Servicios de Pagos para Puerto Rico y el Caribe y Soluciones de Negocio y de Adquisición de Comercio para Evertec, el mercado de transacciones electrónicas ha evolucionado con relativa rapidez en los últimos años, particularmente en dos vías, y Puerto Rico no sido la excepción.

“Lo que estamos viendo es que una de cada tres transacciones con tarjeta de crédito en Puerto Rico se realiza con tarjetas de afuera”, dijo Vizcarrondo.

De acuerdo con el ejecutivo, los consumidores han abrazado en definitiva los pagos con tarjetas y, del otro lado, también ha ganado auge el uso de soluciones de transferencia de dinero como es el caso de ATH Móvil, innovación que podría identificarse como una solución “Fintech” pionera y creada en Puerto Rico.

“Esa es una solución donde la persona o el comercio no tiene que esperar uno o dos días para que se refleje la transferencia de dinero”, dijo Vizcarrondo al indicar que desde el 2014, ATH Móvil ha procesado sobre 200 millones de transacciones.

De acuerdo con Vizcarrondo, parte del auge de entidades financieras sin presencia física en la isla responde a que estas instituciones han reconocido a Puerto Rico como otro segmento del mercado de Estados Unidos al que apostar.

El ejecutivo subrayó, sin embargo, que el aumento en la circulación de plásticos emitidos fuera de Puerto Rico también responde a que un número importante de esas transacciones son efectuadas por turistas.

En ello, coincidió Frank López, principal oficial de Operaciones de Dynamics.

“Vas a ver esa tendencia (de tarjetas emitidas fuera de Puerto Rico) mayormente en las zonas metropolitanas y en las zonas turísticas, pero a medida que vas saliendo de esas áreas y te mueves a otros puntos de la isla, las tarjetas locales dominan”, explicó López. En apenas seis años, la tecnológica -que tiene como banco de respaldo a Wells Fargo- ya opera la solución integrada de transacciones electrónicas, inventario y otros trámites comerciales y gestiona sobre 15,000 dispositivos de Clover en la isla.

Impacto de la consolidación bancaria

Según López, si bien es cierto que, en materia de tarjetas de crédito, los consumidores tienen diversidad de alternativas, la oportunidad de tomar prestado en Puerto Rico se reducirá con la consolidación del sector bancario.

Sin ambajes, López expuso que, como secuela de la consolidación, el consumidor podría encarar dos escollos: uno de tipo procesal y otro, por la vía de cargos y tasas de interés más altas, lo que podría incidir en la compra de un auto o un inmueble.

Esa realidad de la banca, también influenciada por temas regulatorios, es un contraste a las estructuras de manejo de riesgo y aprobación de crédito que tienen los jugadores financieros virtuales con sistemas de aprobación casi instantáneos y costes más bajos, explicó por su parte, Jorge Rivera, fundador de Dynamics.

Jugadores clave y noveles

Hablar de números con los entrevistados resulta cosa prohibida, pero estos y conocedores del negocio consultados por El Nuevo Día, relataron que en Puerto Rico circulan tarjetas emitidas por Citi, JPMorgan, Bank of America y Discover. En tiempo reciente, jugadores como Capital One y American Express han logrado mayor penetración. Mientras, instituciones financieras virtuales como es el caso de Marcus -una filial de Goldman Sachs- y el gigante Synchrony (antes GE Capital Retail Bank), también habrían puesto la mirada en Puerto Rico justo después del huracán María.

Rivera recordó que, en Puerto Rico, también hay un número importante de tarjetas emitidas por comercios que tienen alianzas con instituciones financieras fuera de Puerto Rico.

A manera de ejemplo, podría decirse que Synchrony conoce el mercado de Puerto Rico, pues este fue emisor exclusivo de las tarjetas de Walmart hasta que Capital One logró conseguir ese negocio, lo que cobró efectividad el mes pasado. Synchrony que desde hace dos años también tiene alianzas con PayPal, gestiona sobre $140,000 millones en créditos y sobre 80 millones de cuentas.

“Vamos a ver más cambios de este tipo a medida que Facebook, Uber, PayPal emitan sus propios métodos de pago”, dijo Rivera, quien recordó que esos jugadores son la referencia obligada de la generación “Millenial”.

Evitan endeudarse

Según Curbelo, si bien el consumidor en Puerto Rico tendría ante sí mayores alternativas en el tema de financiamiento de consumo, lo cierto es que, cada vez, los puertorriqueños toman menos prestado.

“El balance promedio de todas las tarjetas de crédito ha disminuido en Puerto Rico”, dijo Curbelo al plantear que la tendencia a la baja ha continuado a pesar de que ahora, el historial crediticio de la mayor parte de los consumidores en Puerto Rico ha mejorado.

Según datos de la Junta de Planificación, en el año fiscal 2018, los consumidores puertorriqueños adeudaban $21,277 millones en todo tipo de financiamientos, desde préstamos de auto y financieras hasta cuentas rotativas. La cifra supone un descenso de 12% en relación al pico registrado en el 2015.

“Lo que se está viendo es un consumidor más cuidadoso, los balances de tarjetas de crédito han disminuido y eso abona positivamente al score de crédito. Otra cosa que abona al score es el envejecimiento de la población porque significa que esa población ha tenido crédito por más tiempo y cumple con él”, dijo Curbelo al plantear que las métricasde evaluación crediticia son las mismas que se han aplicado por años.