Zoimé Álvarez Rubio, vicepresidenta ejecutiva de la ABPR. (archivo)

La Asociación de Bancos de Puerto Rico (ABPR) y sus bancos miembros informaron hoy que han activado sus protocolos de seguridad y medidas de prevención para proteger a sus empleados, clientes y visitantes.

Además de seguir las guías y recomendaciones de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) y de regulaciones federales y locales, los bancos han implementado periodos recurrentes de lavado de manos para los empleados, control de la cantidad de personas que puede entrar a una sucursal al mismo tiempo, cancelación de viajes de trabajo del personal y puestos ejecutivos, reducción de reuniones en presencia física y estrictos parámetros de limpieza de las facilidades y equipo de oficina, se indicó a través de un comunicado.

También, la industria ha enfatizado en la disponibilidad de la banca en línea (“online”), aplicaciones móviles, servicarro y teléfono para llevar a cabo transacciones de pago, depósito y transferencias, entre otros.

A partir de hoy, los bancos comerciales en la isla notificarán a sus clientes los procesos que deberán llevar a cabo para recibir orientación, de acuerdo a sus necesidades particulares, para atender sus responsabilidades financieras.

“Estamos frente a una situación que requiere medidas agresivas para proteger a la población contra la propagación del COVID-19, y sabemos que las medidas decretadas podrían tener un impacto en las finanzas de las personas que no trabajarán ni de forma presencial ni remota durante la vigencia de la Orden Ejecutiva. De forma anticipada, ya los distintos bancos estaban monitoreando de cerca la situación y trabajando con los reguladores financieros para delinear las alternativas de asistencia a ofrecer”, expresó la licenciada Zoimé Álvarez Rubio, vicepresidenta ejecutiva de la ABPR.

“Es importante señalar que varias funciones e industrias quedaron excluidas del cierre por la Orden Ejecutiva, como por ejemplo la misma industria bancaria, por lo que muchas personas permanecerán trabajando y no se verán afectadas económicamente. Por esto, cada persona deberá discutir su necesidad con su banco para que éste determine la ayuda a la que cualifica”, añadió Álvarez Rubio.


💬Ver 0 comentarios