El restaurante Bocata, en Humacao, fue uno de los pequeños comercios que logró acceso a uno de los préstamos de SBA. (GFR Media)

A nuestra audiencia: El Nuevo Día te ofrece acceso libre de costo a su cobertura noticiosa relacionada con el COVID-19. Si quieres apoyar nuestra misión de brindarte información verdadera, pertinente y útil ahora y después de la emergencia, te exhortamos a suscribirte en suscripciones.elnuevodia.com.

“Para mí esta aprobación es un soplo de aire. En estos momentos significa tener una sensación de esperanza de futuro”, expresó con alivio Juan Campillo, propietario del restaurante Bocata en Humacao al conocer que obtuvo el préstamo del Programa de Protección de Nómina (PPP, en inglés) de la Administración federal de Pequeños Negocios (SBA).

Campillo es uno de casi 20,000 comerciantes en la isla que han recibido la aprobación del PPP desde que inició esta segunda ronda de fondos el pasado 27 de abril. En los primeros cinco días, según las cifras de SBA, se aprobaron 19,691 solicitudes que suman $987,677 millones.

Esa cifra es casi siete veces más que los 2,856 préstamos que se aprobaron en Puerto Rico en la primera ronda. El alza en el número de préstamos obedece a los ajustes que hizo SBA en esta ronda ante las críticas que recibió en la primera, pues muchas aprobaciones no fueron para pequeños negocios.

“El haber aprobado sobre $1,000 millones en préstamos pequeños en tan poco tiempo, luego de hacer disponible la segunda ronda de fondos, es un logro histórico para nuestro distrito”, aseveró María de los Ángeles de Jesús, directora interina de SBA para el distrito de Puerto Rico e Islas Vírgenes.

Banco Popular, por su parte, anunció que hasta el lunes pasado había aprobado sobre $1,243 millones en préstamos PPP, en beneficio de unas 16,397 pequeños y medianos negocios.

El propietario de Bocata, local que emplea a 20 personas, reconoció que desde que la gobernadora Wanda Vázquez Garced decretó el toque de queda debido al COVID-19 a mediados de marzo, las ventas han mermado 70%, por lo que dependía de la aprobación de ese préstamo para poder continuar operando.

LaCooperativa Agrocomercial, fundada en la década de 1930 y que hoy produce y mercadea el café Cibales, fue otra de las empresas que obtuvo la aprobación del préstamo PPP y logró salvar 15 empleos. “Con este préstamo, nos vamos a poder recuperar”, aseveró su presidente ejecutivo, Jean Carlos Rosario, quien señaló que de no haber obtenido el préstamo de $49,000, hubiesen tenido que recortar la jornada laboral a partir de mayo.

Ayuda a empresas cooperativas

“Para nosotros es importante y una gran felicidad que nos hayan aprobado esta ayuda porque SBA no suele prestar mucho a las cooperativas de tipos diversos. Esto nos va dar un empuje para crecer”, expresó Rosario, quien indicó que FideCoop les orientó en cómo llenar la solicitud.

Señaló que en este periodo de pandemia, se mantuvieron pagando la nómina completa, aunque las ventas de café han estado “como una montaña rusa”. Su temor era que las ventas cayeran en los próximos meses y agotaran sus ingresos. “Ahora, nos vamos a librar del estrés que teníamos”.

La venta de café Cibales ha subido entre 10% y 15% en los supermercados, mientras los pedidos en línea se han disparado 160%. “Dentro de la crisis y de esta tristeza por todo lo que está pasando, las redes han sido una buena oportunidad para expandir las ventas”, agregó Rosario.

La fábrica Mar Coop Molding, fundada hace 18 años y especializada en el moldeo de piezas plásticas (“injection molding”) para la industria farmacéutica, electrónica y de dispositivos médicos, opera cinco días por semana en tres turnos, y tiene 43 empleados regulares y 22 temporeros.

“El viernes pasado nos avisaron que estaba aprobado el préstamo de SBA. Empezamos a avisarle a los empleados y dentro de dos semanas esperamos tener la operación funcionando a mayor capacidad”, sostuvo Jaime Vélez, presidente ejecutivo de Mar Coop Molding.

Vélez indicó que debido a que la mayoría de sus clientes son multinacionales del sector farmacéutico y de dispositivos médicos, los empleados están acostumbrados a seguir protocolos estrictos de higiene y seguridad, así que el uso de mascarillas, guantes y desinfectantes, tan necesarios ahora, no le son ajenos.

La empresa, al ser una cooperativa, le pertenece a 18 empleados socios y su presidente ejecutivo aseguró que tras conseguir el préstamo de $225,000 les da mayor flexibilidad para desarrollar nuevos proyectos, en particular con el sector de dispositivos médicos.

Aún quedan fondos

Los fondos del programa de protección de nómina aún no se han agotado, se estima que quedan disponibles $135,000 millones. Los pequeños negocios que buscan ayuda financiera bajo otros programas de préstamos de la SBA, al igual que apoyo en el área de contratación federal, deben llamar al 787-766-5002.


💬Ver 0 comentarios