La congresista Nydia Velázquez pidió al sector financiero local que se asegure de que los pequeños empresarios de Puerto Rico reciban la porción que corresponde en los fondos aprobados para hacer frente al coronavirus. (ELNUEVODIA.COM)

A nuestra audiencia: El Nuevo Día te ofrece acceso libre de costo a su cobertura noticiosa relacionada con el COVID-19. Si quieres apoyar nuestra misión de brindarte información verdadera, pertinente y útil ahora y después de la emergencia, te exhortamos a suscribirte en suscripciones.elnuevodia.com.

Ahora que la Administración de Pequeños Negocios (SBA, en inglés) ha comenzado a aceptar nuevas solicitudes para los préstamos de emergencia por el coronavirus, la congresista demócrata y presidenta del comité de Pequeños Negocios en ese cuerpo, Nydia Velázquez, pidió a las instituciones financieras en Puerto Rico que se pongan las pilas para que más que empresarios se beneficien de ese programa.

En una declaración escrita, Velázquez pidió a todas las instituciones financieras y a la banca que se aseguren de que en Puerto Rico, se "maximice" la mayor cantidad de recursos disponibles hacia los pequeños comerciantes y las comunidades en la isla.

"Es vital que Puerto Rico reciba su justa porción de la ayuda económica (aprobada) para los pequeños negocios. Datos de la primera ronda de fondos PPP (Paycheck Protection Program) sugieren que algunos de los prestatarios más grandes pudieron no haberse integrado plenamente al programa, lo que significa que muchos pequeños negocios no están recibiendo la ayuda que necesitan para mantener a sus empleados en nómina y sus operaciones o para estar listas para reanudar su funcionamiento una vez pasemos la curva en esta pandemia", indicó Velázquez.

Este lunes, luego de quedarse sin fondos, la SBA comenzó a aceptar nuevas solicitudes bajo el PPP y el programa de préstamos por Daños Económicos por Desastre (EIDL, en inglés). Empero, tal y como sucedió durante el lanzamiento del programa, al parecer, el número de usuarios entrando a la plataforma ha sido tan alto que el sistema está operando intermitentemente

Las expresiones de Velázquez se producen luego de que El Nuevo Día revelara que miles de empresas en Puerto Rico no pudieron recibir los préstamos PPP aprobado en el Coronavirus Aid Relief & Economic Stability Act(CARES). Esto, porque según entrevistados, las instituciones financieras dificultaron el trámite de los préstamos y a la hora de completarse el proceso, el programa se quedó sin fondos.

La banca apretó el paso

El Nuevo Día supo que la semana pasada, luego de que el sector financiero local fuera objeto de críticas por el bajo número de préstamos PPP aprobados, las instituciones financieras aumentaron el número de oficiales procesando estas solicitudes e incluso, dejaron las solicitudes listas en el sistema para enviarlas tan pronto la SBA comenzara a recibirlas. La SBAcomenzó a recibir solicitudes este lunes, a media mañana.

Bajo ciertas condiciones, los préstamos PPP pueden ser condonados por la SBA y ofrecen capital de operaciones a las empresas que han sido afectadas por las órdenes de cierre forzoso para atajar la propagación del virus.

La demanda por tales préstamos provocó que el fondo -de unos $349,000 millones- se agotara en apenas dos semanas después de su lanzamiento. La semana pasada, el Congreso aprobó otros $370,000 millones para esa iniciativa y otras relacionadas.

En esa primera ronda de préstamos, Puerto Rico quedó -en esencia- en el fondo de la lista, pues apenas se gestionaron unos 2,856 préstamos o alrededor de $658.5 millones. La gestión fue tan rezagada que según el Centro para Una Nueva Economía destacó que los fondos aprobados apenas servirían para cubrir una tercera parte de la nómina elegible en Puerto Rico.


💬Ver 0 comentarios