La posposición de pago a instituciones financieras no será automática. (comuniQue END)

La moratoria que ofrecerán las instituciones financieras y que anunció ayer la gobernadora no será automática, sino que cada persona que la necesite tendrá que solicitarla a su banco o cooperativa.

Zoimé Álvarez, vicepresidenta ejecutiva de la Asociación de Bancos de Puerto Rico (ABPR), aclaró que una moratoria es una posposición de pago. “No es que el pago se elimina o se condona, solo se pospone”.

“Por el momento, la moratoria no es automática; hay que solicitarla”, dijo Álvarez, y señaló que el banco no está en la obligación de otorgarla. Cada institución evaluará las solicitudes y determinará a quiénes sí le aprobará la posposición de pago y a quiénes no.

Un requisito para todos los que la soliciten es que deben presentar evidencia de que su ingreso familiar se ha afectado con la Orden Ejecutiva decretada el 15 de marzo pasado. La moratoria aplica a préstamos personales, comerciales, de autos y tarjetas de crédito.

Álvarez pidió que las solicitudes se hagan por teléfono o por internet, y no en persona para proteger la salud y evitar mayores contagios. No obstante, hizo un llamado a la calma, ya que al ser tantas las llamadas que esperan recibir, los clientes pudieran tener que esperar mucho para que alguien les conteste.

El máximo que las entidades financieras podrán otorgar como moratoria será 90 días, aunque puede ser menos tiempo, dependiendo de lo que necesite cada cual.

Cuestionada sobre si pudiera ocurrir que la banca obligue a los deudores a saldar, al cabo de los tres meses, todo el monto de cantazo en un solo pago, como le ocurrió a muchos después del huracán María, Álvarez respondió en la negativa. “Esa experiencia es bien difícil que se replique en esta ocasión porque la gente no va a poder pagarlo (los tres o cuatro pagos de cantazo), a menos que la persona lo pida”. Indicó que el problema en el 2017 fue que FHA “demoró demasiado”, más de siete meses, en aprobar que los pagos pudieran moverse al final del vencimiento del préstamo.

En esta ocasión, la vicepresidenta ejecutiva de la ABPR estimó que muchos de los casos hipotecarios que cualifiquen se pondrán al final del término, ya que el asunto del COVID-19 no es exclusivo de Puerto Rico, sino un problema nacional y hasta global. “Las mismas solicitudes que hacemos nosotros, le pasa a ellos también”, dijo en referencia a los bancos en Estados Unidos, y “eso pudiera flexibilizar las restricciones de la banca, siempre cumpliendo con las disposiciones y controles federales”.

El objetivo principal de los bancos no es reposeer la casa ni quitarle el carro. Pueden estar tranquilos, lo que queremos es darles un alivio y que se queden con su propiedad y con su auto, como pasó con María”, aseveró la ejecutiva de la ABPR.

En cuanto a las ejecuciones y desahucios, estos también se paralizaron. Hasta noviembre de 2019 se habían ejecutado 3,765 propiedades, incluyendo casas abandonadas y segundas residencias.

De otro lado, la tasa de morosidad -préstamos en atraso de 90 días o más- rondaba el 6% a octubre de 2019, cifra mucho menor a la que se registró en enero de 2018 tras el impacto del huracán María, cuando llegó a superar el 15%, según Álvarez.

Las cooperativas también podrán ofrecer moratorias, y al igual que la banca, el cliente deberá solicitarla. “Tiene que haber tenido una situación familiar que le impida realizar el pago correspondiente para tener derecho a la moratoria”, sostuvo José Julián Ramírez, director ejecutivo de la Asociación de Ejecutivos de Cooperativas.

La avalancha de clientes ha sido mucha en el primer día, dijo Ramírez, al mencionar que una sola de las cooperativas ha recibido más de 300 llamadas y en otros casos, la gente ha acudido a las sucursales.

Ramírez, al igual que Álvarez solicitó encarecidamente a los cooperativistas a que no vayan a la sucursal, sino que se orienten y hagan la solicitud de prórroga por teléfono, correo electrónico o a través de la página web de su cooperativa.

Es probable que en los préstamos personales y de autos, a pesar de que se les conceda la prórroga, los clientes deberán seguir pagando la póliza de seguros mensual, agregó Ramírez.


💬Ver 0 comentarios