El impulso para la compra de la vivienda se extendió, por orden administrativa, hasta el 31 de diciembre de 2012.
Con el alza en precios de alquiler y de compra, lo recomendable es hacer un análisis con cabeza fría: ¿Puedo esperar a que se estabilicen los precios para comprar? ¿Me estoy dejando llevar por presiones o es de verdad una buena oportunidad?

Con el mercado actual de precios en alza y la demanda más alta que la oferta, la respuesta al dilema de si conviene más alquilar o comprar una vivienda es un sólido “depende”, afirmó la emprendedora Myrna Vázquez.

💬Ver comentarios