La industria de la construcción no ha podido tener continuidad en los proyectos de reconstrucción por la falta de fluidez de los fondos federales.
La industria de la construcción no ha podido tener continuidad en los proyectos de reconstrucción por la falta de fluidez de los fondos federales. (Ramon Tonito Zayas)

El gobernador Pedro Pierluisi anunció hoy la firma de una orden ejecutiva que equipara la paga a los trabajadores del sector de la construcción en Puerto Rico al mínimo federal de $10.95 la hora.

“Esta orden ejecutiva va a estar enfocada en los proyectos de reconstrucción que utilicen fondos federales y lo que va a exigir es que se establezca el salario mínimo que le aplica a las compras, contratos y proyectos del gobierno federal”, detalló el primer ejecutivo, quien aseguró que se trata de una acción “justa y razonable” que busca asegurar que sea atractivo el trabajo.

Pierluisi hizo el anuncio ante la reunión anual de la Asociación de Contratistas Generales, capítulo de Puerto Rico, organismo que recibió con beneplácito el mandato de primer ejecutivo, indicó el arquitecto Umberto Donato, quien se mantendrá al frente a la entidad durante el 2021.

“Se alinea perfectamente a lo que hemos estado abogando. Tal y como dijo el gobernador es un balance justo para todas las partes...creemos que se alinea a las ideas que hemos estado dando (al Ejecutivo)”, señaló Donato.

Esta nueva directriz contrasta con la Orden Ejecutiva 2018-33, promulgada por el exgobernador Ricardo Rosselló, que establecía una paga mínimo de $15.00 por hora a trabajadores diestros en proyectos de construcción financiados total o parcialmente con fondos públicos.

No obstante, en septiembre del año pasado la gobernadora Wanda Vázquez Garced dejó sin efecto la Orden Ejecutiva 2018-33 luego que miembros del sector solicitaran que se evaluara su impacto en la industria, ya que -según estudios internos- había tenido como consecuencia la inflación en más de un 30% del costo del proyecto.

“Si subiéramos esos salarios a un número muy alto, lo que la gente a veces pierde de perspectiva es que se generarían cero empleos porque los proyectos no serían viables y no se harían que fue lo que comenzó a pasar y la construcción comenzó a caer”, argumentó Donato.

De igual forma, Pierluisi anunció la creación de una comisión multisectorial que estará integrada por miembros de los sectores de la construcción, laboral y sindical, así como del gobierno para establecer un diálogo con el propósito de alcanzar acuerdos laborables voluntarios.

“Es con una fuerza bien remunerada y productiva que todos vamos a lograr el progreso al que aspira puerto Rico. Llevamos mucho tiempo necesitando sensibilidad, prudencia y pragmatismo en toda decisión del gobierno” expuso el primer ejecutivo.

Durante la actividad, el gobernador abordó, además, la falta de mano de obra, la necesidad de aligerar el proceso de aprobación de permisos, darles paso a los proyectos prioritarios para la reconstrucción del país y eliminar las trabas que mantienen prácticamente detenido el desembolso de los fondos para proyectos de resiliencia y mejora de infraestructura.

Reafirmó, igualmente, la necesidad de revisar las políticas de cumplimientos establecidas entre la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) y la Oficina Central para la Recuperación, Reconstrucción y Resiliencia (COR3) en los proyectos de recuperación y de trabajar con el problema de columnas cortas que tienen muchas escuelas de país.

“El trabajo se va a llevar a cabo en las siete regiones educativas de Puerto Rico, un mínimo de diez contratistas por región para que esas columnas cortas sean cosa del pasado”, señaló Pierluisi.

💬Ver comentarios