La Ley de Condominios sustituye el estatuto vigente de 1958. (Archivo)

Después de casi dos años en trámite legislativo, Puerto Rico cuenta con una nueva Ley de Condominios que deroga el estatuto original de 1958 y, según su exposición de motivos, pretende traer a la actualidad las normas de convivencia y estándares de administración en estas comunidades.