La cuarta edición del MedCannBizz se celebra en el Río Mar Beach Resort, en Río Grande. (semisquare-x3)
La cuarta edición del MedCannBizz se celebra en el Río Mar Beach Resort, en Río Grande. (Gerald López Cepero)

La industria del cannabis medicinal  de Puerto Rico avanzó mucho en los pasados dos años en términos de reglamentación, certificación de médicos y el desarrollo de mecanismos para administrar el medicamento, pero aún enfrenta retos que amenazan la viabilidad de algunos de sus componentes.

Uno de sus mayores retos es que aún no ha alcanzado la cantidad de pacientes para sostener algunas de las empresas de cultivo, manufactura y dispensarios establecidos.

Aun cuando el ritmo de certificación de pacientes se aceleró en los pasados meses y ya sobrepasan los 48,000, la cifra todavía no llega a los sobre 100,000 que se proyectaron inicialmente.

En el primer foro celebrado durante la cuarta edición del Puerto Rico MedCann Biz, que se lleva a cabo desde hoy en el Rio Mar Beach Resort, en Río Grande, la economista Indira Luciano recomendó que se restrinja por el momento la expedición de licencias para ciertos tipos de establecimientos y que se utilicen criterios geográficos para otorgar las nuevas autorizaciones.

“La población existe”, subrayó la economista al explicar que el problema con la proyección es que había que considerar otras variables en esa evaluación.

Luciano no descartó que las proyecciones se logren, pero indicó que “hay que seguir con la labor educativa” para acercar a los pacientes que cualifican y podrían beneficiarse con el programa.

Por su parte, Noemí Pérez, presidenta de MedCann Biz expresó en el mismo foro que la industria de Puerto Rico ya ha logrado importantes avances en la elaboración de los medicamentos, la certificación de médicos y la educación de los integrantes de la industria.

Su afirmación fue respaldada por José Antonio Maes Aponte, Principal Oficial de Cumplimiento de Prich Biotech/Tetra Pharmaceuticals, quien destacó como grandes avances en el campo reglamentario la autorización para realizar actividades bancarias a través de cooperativas, la variedad y cantidad de condiciones que se reconocen en el reglamento, la existencia de un proceso en línea para el registro de pacientes y médicos y hasta la autorización para entrega a domicilio de los medicamentos a pacientes.

Entretanto, el director ejecutivo de la Oficina de Cannabis Medicinal del Departamento de Salud, Antonio Quilichini, informó a El Nuevo Día que hay ya sobre 48,000 pacientes certificados y anticipó que antes que concluya este año se sobrepasarán los 50,000.

Afirmó que el proceso de certificación se afectó conel paso del huracán María y que la introducción del proceso en línea, que arrancó el pasado mes de agosto, aceleró las certificaciones. Quilichini estimó en cerca de 7,000 las certificaciones procesadas a través de la internet.

Informó, además, que esta industria a nivel local ya cuenta con 360 médicos certificados, 20 establecimientos de cultivos 20 de manufactura, 67 dispensarios y tres laboratorios.

El evento continuará en horas de la tarde con paneles sobre cómo tratar diferentes condiciones médicas con el cannabis medicinal, y sobre nuevos productos disponibles en el mercado. 


💬Ver 0 comentarios