La pandemia modificó la frecuencia con que la gente acude al supermercado. Antes, acudían semanalmente, ahora van una sola vez al mes y resuelven con compras de relleno. (Ramón “Tonito” Zayas)

La emergencia del COVID-19 provocó que los consumidores aumentaran sus gastos significativamente en la compra de alimentos y provisiones durante los meses de marzo, abril y mayo, cuando muchos se vieron forzados a estar en cuarentena, esto en comparación con los gastos de ese mismo periodo el año anterior.


💬Ver 0 comentarios