Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Enfrentan múltiples retos y críticas tras volver a suelo boricua con negocios diversos. (GFR Media)

Decir que estamos "ahogados" en deuda parece más catastrófico para un país rodeado de agua. Señalar que hay pánico en nuestra isla por ese déficit no se aleja mucho de la realidad. Degradaciones de crédito gubernamental, lamentos, excusas, vergüenza, desconfianza, furia e intentos fallidos para salir a flote se entremezclan actualmente en Puerto Rico. Y muchos boricuas, intentando escapar de la ola crítica, deciden viajar fuera del País.


💬Ver 0 comentarios