Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El 2013   es  un buen año  para poner al día sus  finanzas personales. Con esto en mente, El Nuevo Día entrevistó  a diversos expertos con el fin de proveer información que le ayude a embarcar en  una ruta hacia  la salud financiera.

1. Prepare un presupuesto

Arturo Carrión, director ejecutivo de la Asociación de Bancos, recomendó que, como resolución financiera para el 2013, las personas deben crear el hábito de preparar un presupuesto detallado que incluya ingresos y gastos mensuales. Carrión abundó que el presupuesto debe contener un plan de ahorros, que sirva para cubrir gastos particulares como son: regalos navideños y el  regreso a la escuela, entre otros.

Al preparar un presupuesto, se debe reunir con la familia y discutir metas y aspiraciones; anotar los ingresos familiares mensuales; detallar el pago mensual de gastos y deudas; y restar a sus ingresos el total de pagos de gastos y deudas.

 Se recomienda buscar ayuda de un profesional si tiene un déficit mensual. En la página web de la Oficina del Comisionado de Instituciones Financieras,  bajo el apartado de presupuesto familiar,  encontrará una hoja para elaborar el presupuesto familiar

2. Busque formas de ahorrar

El portavoz de la Asociación de Bancos dijo que una buena resolución de Año Nuevo es crear el hábito  de,  antes de salir de compras, preparar una lista detallada de lo que se quiere comprar y seguirla al pie de la letra, para evitar comprar por impulso.

Carrión, incluso, sugirió la opción  de  utilizar cupones de descuento como medida para ahorrar en sus compras.

Otros consejos para ahorrar son: desayunar en el hogar, llevar almuerzo al trabajo, no lavar ni planchar a diario para gastar menos electricidad, limitar las comidas fuera de la casa y  dejar la chequera y tarjetas de crédito en casa para evitar caer en la  compra por impulso o  innecesaria.

3. Considere el cooperativismo

Por su parte, la directora ejecutiva de la Liga de Cooperativas,  Mildred Santiago Ortiz, sugirió como  resolución financiera de Año Nuevo  hacerse socio de una cooperativa de ahorro y crédito.  “Un estudio realizado por la Corporación para la Supervisión y Seguro de Cooperativas (Cossec) evidenció que, en el año 2011, las cooperativas aportaron  $227 millones en inversión social.  En las cooperativas encontrarás personas comprometidas con tu bienestar que te orientarán sobre el uso adecuado del presupuesto familiar y cómo manejar adecuadamente tus finanzas personales”, dijo Santiago Ortiz.   

4. Salde sus deudas 

El Presidente de Consumer Credit Counseling, Eugenio Alonso, manifestó que, “tradicionalmente, cuando nos enfrentamos a un nuevo año, hacemos una lista de aquellas acciones o cambios que realizaremos durante los próximos 12 meses.  La mayor parte son medidas para mejorar la calidad de vida o la salud: rebajar o aumentar de peso, dejar de fumar, volver a estudiar, entre otros.  Sin embargo, nos olvidamos de nuestras finanzas personales y familiares”. Alonso sostuvo que una resolución ideal para el 2013 es tomar control de las finanzas personales.

Con eso en mente, Alonso recomienda que se tomen pasos para  eliminar y saldar deudas.  “Recuerde que estas no desaparecen si usted no las paga de acuerdo a un plan”, subrayó. También, debe cotejar sus hábitos de gastos y distinga cuáles son necesarios y cuáles son simplemente un mal gasto.

Otra meta puede ser, indicó Alonso, saldar las tarjetas de crédito y  pagar mucho más del mínimo requerido, pues así pagará menos intereses.  Usarlas  lo menos posible y pagar con tarjetas de débito en la medida en que sea posible es una práctica saludable.

5. Cree un fondo de emergencia

Alonso sugirió, además, crear un fondo de emergencia. Señaló que este tipo de  fondo de ahorro resulta crucial para situaciones imprevistas, como lo pueden ser la  pérdida de empleo, enfermedad o accidentes.

El portal de  Consumo Inteligente, de Mastercard Worldwide,  propone una fórmula para crear este tipo de fondo. Esta comienza con  escribir cuánto se tiene  ahorrado para emergencias; anotar cuánto gastó en la última emergencia que tuvo; estime el costo de la mayor emergencia que podría tener y que no se cubra con los seguros que tiene; escriba  cuánto le falta para  cubrir  la cantidad promedio entre la emergencia sufrida y la emergencia potencial; y determine cuánto tiene que ahorrar cada mes para llegar a lo que requiere como fondo de emergencia.

6. Planifique para el futuro

Otra resolución, precisó Alonso, podría ser comenzar a visualizar su futuro y planificar para su jubilación. Alonso indicó que si se es un empleado por cuenta propia debe considerar abrir un plan Keogh y si es asalariado un  plan de retiro 401k. Aunque  recomienda acogerse a los beneficios contributivos de las cuentas de retiro individual, Alonso sugirió investigar las ofertas de diferentes bancos para asegurar que toma la mejor oferta.

Considere reunirse con un asesor financiero que le ayude a definir una estrategia basada en la fecha que proyecta retirarse, los ingresos que tiene ahora y los que necesita tener una vez se jubile, y de dónde vendrá ese dinero. Es posible que tenga que realizar ajustes a sus expectativas, ya sea que necesite ahorrar más o trabajar por más tiempo de lo que pensaba.


💬Ver 0 comentarios