Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Más de la mitad de los ingresos que hay en Puerto Rico está en manos del 20% más rico de la población.

En contraste, el 20% más pobre de la Isla apenas recibe el 1.7% del ingreso que circula en la Isla.

Dicho en otras palabras, el 20% de las personas con los ingresos más altos que hay en Puerto Rico tienen 50 veces más ingresos que sus contrapartes en la quintila más baja.

El dato salió a relucir hoy durante la tercera conferencia económica del Centro para la Nueva Economía (CNE), cuando el director de Política Pública de esa organización, Sergio Marxuach, señaló los efectos perversos que tiene la desigualdad en las sociedades, muchos de los cuales comienzan a hacerse evidentes en la Isla.

De acuerdo con Marxuach, en el 2010, el 55.8% del ingreso agregado de la Isla estaba en manos de la quintila con el ingreso más alto.

A su vez, cuando se analiza esa distribución en esa quintila, un 25.7% está en manos del 5% más rico.

Los números provistos por el CNE parten de una encuesta reciente realizada por el Negociado del Censo de los Estados Unidos.

Según Marxuach, la desigualdad necesita entenderse y atenderse, discutiéndose más allá del cliché de ricos y pobres, ya que a fin de cuentas, el fenómeno afecta el crecimiento económico y aumenta la tensión social.

“Si las cosas siguen como van, estamos sembrando una semilla de un futuro inseguro”, dijo Marxuach al señalar que hay literatura económica que apunta a una relación directa entre factores como la tasa de homicidios, el embarazo en adolescentes y altos índices de obesidad.


💬Ver 0 comentarios