Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Carlos Flores, secretario de Agricultura afirmó que tras el impacto del huracán María, se agregó una tercera categoría al etiquetado del grano de café para la venta comercial, que es la de “café de Puerto Rico mezclado”. (GFR Media)
Carlos Flores, secretario de Agricultura afirmó que tras el impacto del huracán María, se agregó una tercera categoría al etiquetado del grano de café para la venta comercial, que es la de “café de Puerto Rico mezclado”. (GFR Media)

Los consumidores de café deben conocer que apenas entre un 5% y 10% del grano que está disponible en los comercios es 100% de Puerto Rico y que el resto es una mezcla con el que está importando el Departamento de Agricultura, o simplemente café importado, confirmó el titular de esa agencia, Carlos Flores.

El secretario advirtió que la etiqueta del producto debe decir claramente su procedencia y señaló que violaciones a esa disposición conllevan multas y hasta la suspensión de licencias.

Explicó que tras el impacto del huracán María, que devastó la cosecha de café de Puerto Rico, se agregó una tercera categoría al etiquetado del grano para la venta comercial, que es la de “café de Puerto Rico mezclado”. Esta se une a las categorías de “café 100% de Puerto Rico”, o café importado.

“La Oficina de Fiscalización de Mercadeo del Café, junto con el Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO), tienen la responsabilidad de aprobar las etiquetas de todas las marcas de café en Puerto Rico. Hay multas y hay suspensión de licencia. Aquí hay jurisdicción que es compartida”, dijo sobre las violaciones.

Según Flores, la mencionada oficina, que está adscrita al Departamento de Agricultura, no ha recibido denuncias por este tipo de infracción. DACO no respondió ayer a la consulta sobre querellas.

“Ahora mismo entre el 90% y el 95% del café que se está mercadeando lo trae el Departamento de Agricultura y no es de Puerto Rico. Ese 5% que se salvó del huracán, puede que este año suba a un 15% o un 20%. Va a ir subiendo poco a poco”, indicó.

Estimó entre 25,000 a 30,000 quintales la producción de café de Puerto Rico este año. “Eso quiere decir que estamos comprando unos 220,000 quintales de café de México, porque se están consumiendo en Puerto Rico cerca de 250,000 quintales. Todavía tenemos mucho espacio para crecer en la producción local, pero eso no lo vamos a ver hasta dentro de cuatro a cinco años, que lleguemos a cifras de 100,000 a 150,000 quintales”, señaló.

El funcionario explicó que Agricultura tiene un sistema para monitorear la venta de café. Indicó que cuando el torrefactor compra café a la agencia se levanta un récord de cuánto compró y este, mensualmente, debe rendir un informe de cuánto vendió. “Si compra 100 libras de café y termina vendiendo 150 libras, sabemos que 100 son de las que le compró al gobierno y las otras 50 se las compró a otros agricultores. Por lo tanto, no puede decir que todo su café es local”.

Flores recalcó que los agricultores que se quedaron vendiendo poquito café y que tienen su propia marca son los que tienen café que es 100% puertorriqueño. “Ese café vale de $8 para arriba. El café que es de mezcla es el que va a estar de $4 a $5, es más barato”, dijo.

Además de las marcas propias de caficultores, las otras que mercadean café 100% local son algunas de las llamadas “premium”, como Alto Grande. Aquellas más populares como Rico, Crema, Yaucono, no son necesariamente café100% de aquí.