Los comercios y centros comerciales solo podrán permitir el acceso a un limitado número de personas al mismo tiempo, equivalente al 30% de la capacidad de acomodo que tenga la tienda o el mall. (Ramón “Tonito” Zayas)

La pandemia de COVID-19 ha trastocado la manera de operar de los comercios y los hábitos de compra del consumidor, pero no ha cambiado la costumbre de los puertorriqueños de adquirir mercancía nueva para sí y para regalar en Navidad.