Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Juan Bauzá, propietario de ferretería True Value en Viejo San Juan, hizo la petición de reducción del IVU.
Juan Bauzá, propietario de ferretería True Value en Viejo San Juan, hizo la petición de reducción del IVU. ([email protected])

Ante los daños recientes que han tenido los negocios del Viejo San Juan como resultado de las manifestaciones del pueblo que piden la renuncia del gobernador Ricardo Rosselló Nevares, uno de los comerciantes de la zona ha sugerido que se les exima por un mes del pago del Impuesto sobre Ventas y Uso (IVU).

Juan Bauzá, dueño de la ferretería True Value en la calle San Francisco, es el proponente de esta idea, y la misma buscaría otorgarles un incentivo a los comercios para que aumenten sus ventas.

“Los comerciantes han sufrido mucho, hemos cogido el calor de las protestas. No estamos en contra de ellas, hemos ayudado y hemos perdido mucho dinero, y encima hemos tenido que pintar las fachadas, limpiar y ‘tapear’ con madera las vitrinas rotas”, dijo el también ex presidente de la Cámara de Comercio de Puerto Rico (CCPR).

Bauzá estimó que algunos comercios han sufrido una baja en ventas de entre 25% y 30%, aunque la presidenta de la Asociación de Comerciantes del Viejo San Juan (ACOVI), Pamela Calderón, dijo en entrevista separada que muchos otros apenas generan un 30% o 40% de lo que vendían antes de que comenzaran las protestas.

Asimismo, Paul Díaz, socio del nuevo negocio Pilao Bakery Café en la calle Recinto Sur y especializado en la venta de productos de panadería, café y emparedados, entre otros, dijo que los ingresos se han reducido desde que iniciaron las protestas frente a La Fortaleza. Indicó que el restaurante Vaca Brava, contiguo a Pilao, ha visto también una disminución en las ventas y en las visitas de los clientes.

Por ello, Bauzá propone que el gobierno designe un mes exento del IVU a todos los comercios del Viejo San Juan. Para él, lo ideal sería el mes de septiembre, lo que animaría a mucha gente a adelantar los regalos de Navidad.

La presidenta de la ACOVI apoyó la sugerencia de Bauzá y señaló que lo discutirán en la junta para coordinar cuándo y cómo harán la petición al gobierno. “Sería bien positivo para Viejo San Juan y una buena herramienta de desarrollo económico que nos puede ayudar a levantar las ventas”, aseveró Calderón.

A preguntas de si hay menos clientes yendo a los comercios en el casco viejo, Calderón dijo que sí, debido mayormente, a los vídeos que se han difundido en Puerto Rico y a nivel internacional las imágenes de los gases lacrimógenos. En su caso, su negocio Waffle-era Tea Room “el jueves y el domingo de la pasada semana estuvieron normales (en ventas), pero todos los demás días han bajado. Es un sentimiento que se comparte entre la mayoría”.

La comerciante enfatizó que los negocios en el Viejo San Juan están abiertos y los turistas que se han quedado en la Ciudad Vieja “están viviendo la experiencia de las manifestaciones, nos lo han expresado y nos dejan saber que están orgullosos de nosotros”, expresó Calderón.