Hipotecas.
Hipotecas. (Archivo)

El Departamento de la Vivienda federal (HUD, en inglés) anunció este jueves la radicación de cargos contra tres arrendadoras de vivienda y una corredora de bienes raíces por supuestamente negarle el alquiler a una persona discapacitada.

Según la querella de HUD, Josefina Amparo De La Fuente-Mundo, Alicia De La Fuente-Mundo, Rosalía De La Fuente-Mundo, propietarias de un edificio de apartamentos en San Juan, y la corredora de bienes raíces, Maria Trini Menéndez, responsable de alquilar el inmueble, habrían negado a una mujer no vidente la oportunidad de alquilar un apartamento tras conocer que esta tenía un animal de servicio que le asiste.

En algún momento, entre los meses de agosto y septiembre de 2020, la mujer interesaba alquilar una unidad de una tres habitaciones y dos baños, que partiendo de la querella y los mapas del Servicio Postal de Estados Unidos, ubicaba en un edificio de cuatro departamentos en la zona de Santurce y Ocean Park. Según HUD, Josefina, que actúa como administradora de la propiedad en nombre de las tres propietarias, instruyó a Menéndez a establecer una política de no mascotas al momento de alquilar la unidad de vivienda, lo que implicaría la ausencia de una política de acomodo razonable para personas discapacitadas.

Según la querella, cuando la mujer no vidente visitó la propiedad indicó a preguntas de la corredora Menéndez que no tenía una mascota, pero sí un perro de servicio para asistirle.

Cuando Menéndez consultó a las propietarias del apartamento, estas se apegaron a la política de no mascotas negando el alquiler a la no vidente, a pesar de que un perro de servicio no se considera una mascota. La mujer no vidente, según la querella, indicó que negar el alquiler por un animal de servicio podría dar pie a una acción judicial, a lo que Menéndez habría reaccionado con mofas.

“Los animales de servicio permiten que las personas con dispacidad puedan llevar a cabo las actividades diarias de la vida y mantener su independencia”, dijo en una declaración escrita, la secretaria de HUD, Demetria L. McCain, al indicar que la radicación de cargos evidencia el interés de la agencia en implementar la Ley federal de Vivienda Razonable y que entre otras cosas, busca prevenir prácticas discriminatorias contra quienes buscan una vivienda.

“A los proveedores de vivienda se les requiere permitir que las personas con discapacidad utilicen animales de servicio para que puedan disfrutar su vivienda plenamente”, indicó en una declaración escrita el asesor legal general de HUD, Damon Smith, al dar a conocer la radicación de cargos contra el trío de arrendadoras y la corredora de bienes raíces.

Los méritos de la querella de HUD contra las arredoras De La Fuente-Mundo y la corredora de Menéndez será dilucidada por un juez administrativo a menos que una de las partes busque resolver la controversia en un tribunal de distrito federal. El proceso puede resultar en la imposición de penalidades e indemnización por discrimen si así se determina.

💬Ver comentarios