Al comprar un generador, siempre se recomienda contactar a un perito electricista para asegurar que la unidad esté conectada correctamente. (Archivo / Juan Luis Martínez)

A nuestra audiencia: El Nuevo Día te ofrece acceso libre de costo a su cobertura relacionada con la tormenta tropical Isaias. Si quieres apoyar nuestra misión de brindarte información verdadera, pertinente y útil ahora y después de la emergencia, te exhortamos a suscribirte en suscripciones.elnuevodia.com.

La inestabilidad del sistema eléctrico y el comienzo de la temporada de huracanes ha hecho que miles de puertorriqueños estén adquiriendo generadores eléctricos como parte de los preparativos de su plan de emergencias personal.

“Definitivamente ha habido un alza dramática en la venta de generadores. Es como cuatro o cinco veces más que otros años”, manifestó José Carlos Villares, vicepresidente de Ventas de Bella Group.

“Si íbamos a vender 100, vendemos 500”, dijo el ejecutivo, al tiempo que señaló que esta vez el auge en la demanda se ha visto más temprano que en años anteriores. Una posible razón para ello es que la gente ha usado la ayuda estatal o federal que ha recibido tras la pandemia para adqurir estos equipos debido a que saben que el sistema eléctrico está inestable y temen volver a estar meses sin luz como pasó tras el paso del huracán María en 2017.

“Tan pronto la gobernadora levantó el ‘lockdown’, la cantidad de gente que vino buscando generadores fue increíble, y eso que era mayo y junio. Antes, lo usual era que la gente esperaba a comprarlos más tarde en la temporada”.

Pese a estar preparados, Bella Group no imaginó que la demanda fuese tan alta, por lo que tuvo que contactar a los suplidores para ordenarle más productos. “Ha sido demasiado, al punto que nos afectó los inventarios. Aunque teníamos mercancía suficiente, tuvimos que hablar con los suplidores para que nos enviaran más”, agregó Villares.

Y desde el lunes de esta semana la demanda ha sido “muy fuerte. Incluso hoy (ayer), esto está repleto. Aunque estamos trabajando por cita y siguiendo todos los protocolos de higiene y seguridad, tomando la temperatura a cada cliente, la gente está llamando y llega a comprar”, dijo el vicepresidente de Ventas, refiriéndose a la tienda de la avenida 65 de Infantería, esquina con el expreso de Trujillo Alto.

Indicó que al momento de la entrevista contaban con 800 generadores en inventario y había otros cuatro contenedores en camino con 700 unidades adicionales.

En Sam’s Club y Walmart también se están vendiendo mucho los generadores eléctricos este año, confirmó Iván Báez, director de Asuntos Públicos y Gubernamentales de la megacadena. “La duración en las tiendas ha sido de horas, especialmente esta semana”, aseveró.

Para Báez, no hay duda de que este año la demanda es mayor, pero comentó que debido al COVID-19 la producción de generadores se ha visto interrumpida.

En el caso de Sam’s Club, el más que se ha vendido es el de la marca Black Max de 5,500 watts, portátil y cuyo precio es $549. De hecho, ya se acabó ese modelo, pero Báez indicó que viene otro pedido en camino con otros tres modelos. Los mismos deben llegar al muelle hoy, viernes, y sus precios fluctuarán entre $299.98 y $499.98, dependiendo de la marca, potencia y eficiencia. El más caro es de 7,000 watts y tiene nueve caballos de fuerza.

Mientras, en Walmart el modelo más solicitado ha sido el Firman de 3,550 watts a $399. Otros modelos a la venta son el Black Max de 3,600 watts a $526; modelos inverter de 2,000 y 3,000 watts, así como generadores de hasta 5,700 watts. Los precios comienzan desde $399.

En el caso de Honda, la mayoría de los consumidores ha adquirido generadores de entre 2,000 y 2,500 watts, portátiles y con ruedas. Hay modelos que no traen las ruedas, pero en esos casos, la gente compra el kit y se las pone, según Villares.

La gran mayoría de los clientes busca prender las luces, la nevera, un televisor, los abanicos y una computadora. Con un generador de entre 2,000 y 2,500 watts resuelven. Pueden prender los enseres básicos, menos el acondicionador de aire”, sostuvo el vicepresidente de Honda.

Otro grupo de clientes está adquiriendo generadores un poco más potentes, de entre 3,000 y 5,000 watts. “Esos buscan prender por lo menos un acondicionador de aire de 12,000 BTU”. El precio de estas unidades rondan los $750.

“Si quieres prender dos acondicionadores (de aire), ya tendrías que comprar un generador de 6,000 watts en adelante”.

Villares recomendó contactar a un perito electricista para que el consumidor se asegure de que la unidad esté bien instalada y pueda aprovecharla al máximo. Advirtió que cuando el equipo está prendido no se le puede echar gasolina. Aconsejó también que se coloque en áreas ventiladas, pues al ser motores de gasolina, emiten gases tóxicos.

En cuanto a cuáles son las más eficientes, el ejecutivo señaló que las inverter de Honda. Estas tienen tres años de garantía y duran más tiempo prendidas que otras.

En los modelos inverter, Honda tiene generadores de hasta 7,500 watts. Uno de 7,000 watts inverter puede costar $5,500 aproximadamente.

Si la residencia es grande, de dos niveles, cuatro cuartos, aire central, piscina, u otras amenidades, lo aconsejable es comprar una planta eléctrica de mayor capacidad. Estas operan con diesel, y las hay de 8,000, 12,000 y hasta 25,000 watts. Los precios comienzan desde $10,000 y pudieran llegar a $15,800, según Villares.

Ante la creciente demanda por generadores eléctricos, Bella Group planifica abrir más puntos de venta. El segundo abrirá en agosto en el Ponce By Pass y el tercero a fines de este año en Río Grande.