Los medicamentos falsos para la disfunción eréctil son de los más comunes y peligrosos en esta industria ilegal. (Suministrada)

Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés) confiscó más de 138 envíos de producto fraudulentos con un precio total estimado en los $4.2 millones, además de un paquete con billetes falsos que intentó pasar por debajo del radar de la agencia federal desde China.

Las carteras Louis Vutton, los relojes Rolex y los zapatos Nike fueron algunos de los productos y las marcas más falsificadas. Cartier, Adidas, Dolce & Gabana, Gucci, Pandora y Tous también figuran en la lista.

El paquete repleto con billetes falsos de $100 había sido falsamente declarado como “cartas” en China y enviado a través de uno de los acarreadores privados, pero los especialistas en importación de CBP lograron interceptarlo a tiempo en San Juan, el principal puerto de entrada a la isla.

Estos productos fraudulentos, en su mayoría, violentaron los derechos de propiedad intelectual de estas reconocidas marcas al copiar sus logotipos e intentar pasar por ellas. Violaciones similares llevaron al equipo del CBP en Puerto Rico e Islas Vírgenes a incautar un total de 3,886 envíos valorados en más de $38 millones el año pasado.

Y aunque parece una gran cantidad de incautaciones, el rápido crecimiento de las plataformas de comercio electrónico (e-commerce) ha fomentado la venta y distribución de productos falsificados y pirateados, generando una industria ilegal de casi $500 millones anuales, por lo que la agencia federal hizo un llamado a la ciudadanía.

“CBP por sí solo no puede detener la ola de productos falsificados y pirateados. Todas las partes interesadas del sector privado tienen un papel fundamental que desempeñar y deben adoptar las mejores prácticas, al tiempo que redoblen los esfuerzos para vigilar sus propios negocios y cadenas de suministro", indicó la subdirectora de Operaciones de Campo para el Comercio en Puerto Rico e Islas Vírgenes estadounidenses, Leida Colón.

Asimismo, recalcó que los bienes falsos representan una amenaza a la seguridad nacional ya que pueden impactar cadenas de suministros críticas, como el de fármacos, y hasta generarle ingresos a organizaciones criminales transnacionales.

Sobre todo, CBP recalcó que los individuos y organizaciones que trafiquen bienes fraudulentos se atienen a procesamiento criminal bajo la ley federal.


💬Ver 0 comentarios