Hasta ayer, la mayoría de las aseguradoras no querían ofrecer cifras de las reclamaciones hechas por daños como consecuencia del terremoto. (Gerald López Cepero)

Ante los recientes eventos sísmicos acontecidos en el área sur, es poca la orientación y ayudas que tanto la industria de seguros como la banca han ofrecido a los clientes afectados.

Muchos consumidores que han perdido sus casas, sus autos o se han quedado sin empleo porque el negocio donde laboraban no puede reabrir, desconocen si la banca ofrecerá algún tipo de ayuda para sobrellevar su difícil situación.

Asimismo, hay asegurados que no han podido renovar sus pólizas por la emergencia y temen quedar desprovistos de cubierta. Ante ello, el Comisionado de Seguros, Javier Rivera Ríos emitió tres cartas normativas a las aseguradoras y administradores de beneficios de farmacia con el fin de proteger al asegurado.

Todas estas directrices han sido establecidas para velar por el mejor bienestar de los consumidores de seguros e interés público ante el estado de emergencia producto de la actividad sísmica que hemos experimentado durante las pasadas semanas”, manifestó Rivera Ríos.

De otro lado, las aseguradoras entrevistadas dijeron que era muy prematuro divulgar cuántas reclamaciones han recibido hasta ahora. Solo Antilles Insurance indicó que hasta ayer, lunes, habían recibido más de 70 reclamaciones -comerciales y residenciales- de la región entre Ponce y Cabo Rojo. Entre ellas, tienen la del municipio de Guánica, y la aseguradora envió a un ingeniero junto con el ajustador para que realicen la evaluación y el informe, indicó Roberto López, primer vicepresidente de Antilles.

Por su parte, Triple S Propiedad y Universal Insurance dijeron que es prematuro divulgar el número de reclamaciones recibidas hasta ahora. “Actualmente tenemos equipos trabajando con algunos clientes en el suroeste. Pero, dado que continúan los sismos, es muy prematuro establecer el posible impacto de esta actividad sísmica”, sostuvo José Del Amo, presidente de Triple-S Propiedad.

“La gente parece estar esperando que pasen los eventos”, dijo por su parte, Eira Piñeiro, portavoz de Universal, quien señaló que la aseguradora está llamando a los clientes para ponerse a su disposición y visitándolos para acelerar el proceso. Agregó que Universal ha llevado médicos y sicólogos a comunidades de difícil acceso, así como víveres, agua y otros artículos para personas que no tienen acceso a los campamentos establecidos en los municipios.

Por su parte, los bancos informaron ayer que evaluarán individualmente cada solicitud que reciban de clientes impactados por los sismos de los pasados días.

Solo Popular, a través de Carlos Rivas, primer vicepresidente de Servicios Hipotecarios, informó que además de orientar a los clientes sobre alternativas disponibles para quienes tienen dificultades para hacer sus pagos, dio instrucciones para que se detengan los procesos de ejecución hipotecaria en los pueblos de Ponce, Guánica, Guayanilla, Peñuelas, Utuado y Yauco.

Oriental, FirstBank y Santander Puerto Rico expresaron que evaluarán cada solicitud en su carácter individual.

Myriam Arce, vicepresidenta y directora de Cobro de Créditos y Mitigación de Pérdidas de Oriental, informó que se estarán “aplicando las alternativas de desastre vigentes de cada inversionista, entre las que se encuentra alternativa de moratoria”.


💬Ver 0 comentarios