La directora ejecutiva de la Junta, Natalie Jaresko, junto al presidente del organismo, José Carrión. (GFR Media) (semisquare-x3)
La directora ejecutiva de la Junta, Natalie Jaresko, junto al presidente del organismo, José Carrión. (GFR Media)

El presupuesto recomendado por el gobierno y con cargo al Fondo General será casi 9% más alto que el programa de ingresos y gastos vigente, pero aproximadamente unas 40 agencias o programas, incluyendo la Autoridad de Edificios Públicos, la Universidad de Puerto Rico y los municipios no tendrán presupuesto o verán recortes entre el 1% al 50%.

Casi al filo de la medianoche del lunes, la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (Aafaf) divulgó el borrador de presupuesto que se presentó a la Junta de Supervisión Fiscal (JSF). Se trata de un documento de unas cinco páginas en el que se detallan los gastos que tendrá el gobierno por partidas principales y las asignaciones que recibirían las agencias, ramas de gobierno, corporaciones públicas y subvenciones particulares como el pago de pensiones o las aportaciones a ayuntamientos.

El programa de gastos recomendado y que sería pagado desde el Fondo General rondaría unos $9,527 millones o unos $769.4 millones más que el presupuesto vigente.

La mayor parte de ese incremento responde a que el Fondo General volverá a cubrir buena parte del Plan de Salud del Gobierno (PSG) conocido ahora como Vital. En este año fiscal, el Fondo General prácticamente se libró de esa responsabilidad porque el gobierno federal legisló una asignación especial para la isla una vez el respaldo financiero federal asociado con el llamado Obamacare concluyó.

En este caso, y si la JSF acoge la propuesta del gobierno, el presupuesto de la Administración de Seguros de Salud de Puerto Rico (ASES), aumentará de unos $15.2 millones en la actualidad a $949.2 millones a partir de julio próximo.

Según lo propuesto por el gobernador Ricardo Rosselló Nevares, agencias como la Administración de Asuntos Federales de Puerto Rico en Washington, la Autoridad de Alianzas Público-Privadas, el Departamento de Estado y la Oficina de Gerencia y Presupuesto verían aumentos que irían desde 25% hasta el doble o el triple del presupuesto vigente.

En contraste, las aportaciones que hace el Gobierno central a los municipios menguarían por tercer año consecutivo. La propuesta del gobierno a la JSF contempla reducir en esa partida casi $44 millones, lo que sería 25% menos que los $175.8 millones en el presupuesto vigente.

La Universidad de Puerto Rico vería también un recorte de 13.3% en la asignación desde el Fondo General, dejando dicha asignación en unos $560 millones. Desde el primer plan fiscal que presentó la administración Rosselló Nevares se contempló que las subvenciones a la universidad pública y los ayuntamientos serían ajustadas a la baja, cosa que avaló la JSF.

El presupuesto de la Asamblea Legislativa, que experimentó un recorte este año fiscal, permanecería igual y la rama Judicial vería un alza de 43 puntos base.

En contraste, otras instrumentalidades como la Comisión para la Seguridad en el Tránsito, el Centro Comprensivo de Cáncer y el Instituto de Estadísticas de Puerto Rico (IEPR) verían recortes de entre 65%, 47% y casi el 10%, respectivamente.

La propuesta de gastos desde el Fondo General no asigna un centavo a la Autoridad de Edificios Públicos (AEP), al Bosque Modelo de Puerto Rico y el Consejo de Educación de Puerto Rico. Sin embargo, ello no implica que no tengan presupuesto, pues podría ser el caso que estas dependencias cuenten con fondos federales.

Cuando el presupuesto se analiza por partidas, la propuesta ante la JSF contempla una reducción de 4% en los gastos de nómina, otros gastos operacionales menguarían en 58.5% y el presupuesto reduce en casi 83%, los fondos requeridos de pareo para fondos federales.


💬Ver 0 comentarios