Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Brock Pierce (horizontal-x3)
El exactor Brock Pierce se ha convertido en una de las figuras principales en la comunidad de inversores de criptomonedas en la isla. (Juan Luis Martínez)

En el mundo de las criptomonedas -del cual el bitcoin es su ejemplo más popular y el blockchain es la tecnología que le sirve como base- el nombre de Puerto Rico es mencionado cada vez con más frecuencia entre la comunidad de inversionistas en el segmento.

Esto se debe principalmente al estatus de Puerto Rico como territorio de los Estados Unidos, el cual hace que la isla no esté sujeta al universo de regulaciones federales, en particular aquellas que conciernen al Servicio de Rentas Internas, indicó el fundador y principal ejecutivo de Transform Group International, Michael Terpin, en un panel durante el Puerto Rico Investment Summit, celebrado ayer en el Centro de Convenciones, en Miramar.

“Eso le da a la isla la oportunidad de intentar cosas nuevas y convertirse en un hotspot de una industria de alrededor de $1 billón (trillion)”, señaló Terpin, quien fue el primer miembro de la comunidad de inversores de criptomonedas en acogerse a los beneficios de las leyes 20 y 22 de incentivos.

Por su parte, Adrian Escude, principal oficial de Mercadeo de Polyswarm, destacó el salario más competitivo de los trabajadores en la isla, especialmente en comparación con otras jurisdicciones como California.

Escude explicó que la empresa -la cual busca establecer un mercado descentralizado para incentivar la innovación en el campo de ciberseguridad a través de la venta de tokens- se mudó a San Juan hace escasamente mes y medio, así como el 70% de su empleomanía.

En un panel separado, el presidente del Bitcoin Foundation, Brock Pierce, estableció una comparación entre el mercado de las criptomonedas en la actualidad y el de internet a mediados de la década de 1990, y añadió que la tecnología del blockchain tendrá un impacto aún mayor a la larga.

“Es un sistema completamente transparente, con la infraestructura más segura que el mundo ha visto”, expresó el inversionista, quien busca hacer de la isla una especie de “cripto-utopía” junto a otros entusiastas de la tecnología, desde su base de operaciones en el Viejo San Juan.


💬Ver 0 comentarios