Desde el 16 de marzo, cuando comenzó el cierre del país debido a la pandemia de coronavirus, el DTRH ha realizado pagos de beneficios por desempleo por más de $245 millones. ( Archivo)

La secretaria del Departamento del Trabajo y Recursos Humanos (DTRH), Briseida Torres Reyes, anunció el envío de más de $100 millones en beneficios por desempleo, incluyendo el pago retroactivo de la ayuda suplementaria de $600, contenida en la Ley federal CARES.

La titular de la agencia señaló que $86,879,513 corresponden al pago del beneficio suplementario retroactivo, y el resto a los beneficios regulares del programa de seguro por desempleo.

“Como habíamos señalado, para mediados de esta semana íbamos a enviar el pago retroactivo de la ayuda suplementaria y así se está haciendo. Muchos ya habían recibido la ayuda de $600 semanales correspondientes a las semanas reclamadas en los pasados días y hoy se están depositando y enviando los pagos retroactivos a los beneficiarios de seguro por desempleo que ya están cobrando sus beneficios”, explicó Torres Reyes mediante comunicado de prensa.

En total, desde el 16 de marzo el DTRH ha realizado pagos de beneficios por desempleo por más de $245 millones, y 115,416 personas ya están recibiendo los beneficios correspondientes, incluyendo la ayuda suplementaria federal.

“En la última semana el número de personas recibiendo beneficios ha aumentado en 21,406 y esperamos que esa cifra pueda seguir aumentando conforme tengamos más personal adiestrado para manejar las reclamaciones de desempleo y las situaciones que surgen en cada caso. Sabemos de la urgencia de este beneficio para aquellas personas que sean elegibles al mismo, y por eso seguimos trabajando para obtener permisos de las agencias pertinentes para adiestrar personal y flexibilizar las regulaciones estatales y federales que limitan el acceso a los beneficios de desempleo”, recalcó la secretaria del DTRH, reiterando las restricciones existentes en el acceso a los sistemas de procesamiento de reclamaciones y las directrices reglamentarias que provocan la existencia de ciertos puntos controvertibles entre los reclamantes.

“Se han realizado las consultas y acercamientos necesarios ante agencias federales y estatales para lograr flexibilidad en la selección de personal con acceso a nuestro sistema de procesamiento de reclamaciones. Existían unas restricciones específicas, debido a señalamientos pasados por fraude. Ya eso se pudo resolver, al menos durante este periodo. Además, hemos logrado ir eliminando puntos controvertibles de forma automática, gracias a conversaciones a nivel federal para flexibilizar ciertos asuntos. Queda mucho camino por recorrer, pero le garantizamos a cada una de las personas que hicieron su reclamación que estamos buscando alternativas diariamente para agilizar los procesos y permitir que puedan recibir sus beneficios”, concluyó Torres Reyes.

Del 16 de marzo al 25 de abril, el número de reclamaciones iniciales de desempleo bajo el programa regular fue de 217,261, según las cifras más recientes del Departamento del Trabajo federal, publicadas hoy. Hasta el momento, 47,005 reclamaciones resultaron inelegibles, y serán automáticamente evaluadas para determinar su elegibilidad bajo el programa de Asistencia de Desempleo por Pandemia (PUA). Este programa extiende el beneficio por desempleo a trabajadores por cuenta propia, a aquellos empleados que hayan resultado inelegibles para el beneficio del seguro por desempleo local, y los que hayan agotado sus beneficios bajo el beneficio estatal, por ejemplo.


💬Ver 0 comentarios