Desde la izquierda, los exdirectores de Turismo Milton Segarra, Terestella González Denton, e Ingrid Rivera. (Suministrada)

La organización de mercadeo de destino (DMO) Discover Puerto Rico “tiene que venderse bien para que tenga el apoyo de todos, que sepan lo que está haciendo”, recomendó ayer la exdirectora de la Compañía de Turismo, Ingrid Rivera.

“Eso es sencillo: compartir resultados”, mencionó como una de las formas para que el DMO —que recibe $25 millones en fondos públicos anuales— cumpla las expectativas de la industria, del público y del gobierno en su misión de atraer más visitantes y construir una identidad de marca para Puerto Rico como destino.

Rivera hizo las expresiones ayer al participar de un panel en la Universidad Ana G. Méndez en Carolina, en el que otros exdirectores de la CTPR y conocedores de la industria compartieron consejos para el DMO, así como sus impresiones sobre el futuro turístico de Puerto Rico.

La segunda recomendación al DMO es mejorar la claridad en cuanto a los roles de qué hace el DMO y qué hace la CTPR”, sugirió Rivera.

Sobre esto, Pablo Torres, presidente de la Asociación de Hoteles y Turismo de Puerto Rico (PRHTA, en inglés), reconoció que “preocupa la falta de autonomía” que pueda tener Turismo al estar ahora bajo la sombrilla del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC).

Y, en particular sobre cómo se usarán los recaudos de tragamonedas e impuestos sobre la ocupación de cara al futuro, “tenemos muchas dudas como asociación”, reconoció. Con esto coincidió Jaime López, exjefe de Turismo pero que hoy se desempeña como ejecutivo de la Autoridad de Energía Eléctrica, al mencionar que persisten “dudas sobre la gobernanza de los fondos públicos” bajo la nueva estructura, así como cuál será el “rol regulatorio de la CTPR dentro del DDEC”.

Pero más allá de esa preocupación, López urgió a que el gobierno integre esfuerzos para que se pueda “cumplir con la promesa de marca que está vendiendo el DMO sobre este destino”. Es decir, si se pinta un destino seguro, hermoso, con acceso vial cómodo y fuerza laboral bilingüe, pues que eso sea lo que el visitante encuentre con las calles pavimentadas, los empleados adiestrados, los productos disponibles.

La CTPR debe ser el custodio de la experiencia del visitante”, puntualizó López.

Por su parte, Milton Segarra, quien además de haber dirigido Turismo encabezó por años la organización Meet Puerto Rico, encargada de atraer grupos y convenciones, coincidió en que “tiene que haber una entidad que se asegure que lo que está promocionado pasé aquí. Turismo debe asumir ese rol”.

A su vez, el actual presidente del DMO de Coastal Mississippi, indicó que se puede notar cuando un destino está bien manejado en la medida que su perfil se eleva para aumentar la cantidad de visitantes, se mejora la calidad de vida para optimizar la experiencia de visitantes y residentes, se crean más oportunidades de transporte aéreo y marítimo y se crea impacto y desarrollo económico más a largo plazo.

Con una agenda así de ambiciosa, advirtió “si no existe sincronización entre las partes, la cosa va a estar más difícil”.

“El destino sufre”, advirtió Segarra, cuando las voces de la industria, el DMO y el gobierno no dialogan y ejecutan con objetivos en común.


💬Ver 0 comentarios