Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Miembros de la Junta de Supervisión Fiscal. (GFR Media)

Decenas de policías protegían las inmediaciones del hotel Sheraton en el Distrito de Convenciones donde esta mañana inició la 3ra Conferencia de Promesa, la ley estadounidense que impuso la Junta de Supervisión Fiscal y proveyó un proceso de quiebra para el gobierno de Puerto Rico, abatido por la crisis económica que comenzó en el 2006 y una deuda que ronda los $70,000 millones.


💬Ver 0 comentarios